…pero con menos trabajo (esta vez eran unos 10.000 a contar). Disfrutad de su trabajo mientras podais. En breve serán carne de leuro, se echarán novia y necesitarán pagar la hipoteca. Entoces les comprará la idea, el método o el dominio una multinacional finlandesa y adiós a la neutralidad.

La medición de asistentes a la manifestación del pasado 20 de julio en protesta por los ataques de Israel al Líbano viene acompañada de la incursión de un señor anunciando limpiamente a bombo y platillo su apoyo al pueblo semita. Ha sido fácil en este caso para las derechonas hertzianas poner a caldo la turba que le insultó. Tan fácil como emparedar bajo ríos de tinta a los que agredieron a aquel joven que protestó contra la guerra de Irak en un mitin del PP. Y es que una cosa es defender tus ideas y otra pasearse por las calles de Tetuán enseñando el tanga.