No, no me refiero a que Pedrojota haya tirado la toalla, bruscamente se hayan derretido los polos, el presidente del Sevilla esté involucrado en la corrupción marbellí, o por la desgarradora noticia de que las cadenas de televisión puedan retrasar la pùblicación de las parrillas (que por cierto comprendo las quejas de las revistas de tv, pero yo también creía que se dedicaban a algo más que a reproducir la programación prevista). En realidad, me refiero a ésta noticia:

Boda Gay en el Partido Popular

No sé qué pensarán los defensores de la familia tradicional. Aquellos que decían que una unión entre personas del mismo sexo nunca podría ser un matrimonio, aduciendo el demoledor argumento de la literalidad bíblica.

Pero bueno, tranquilos todos porque España sigue a flote y a las pruebas me remito:

España a flote

Anuncios