Ni el positivo de Landis, ni los 4.000 proyectiles sobre el Líbano, ni el vacío de poder en Cuba, ni el proceso de paz en suspenso estival, ni los bañistas salvando a los pobrecitos en cayucos, ni las reclamaciones ni disculpas por lo del Prat. Hoy la imagen que arrasa en los informativos y portales son los leñazos que se han pegado estas criaturitas. A mí no me suenan las caras. Dicen llamarse Juanvale y Froi. Si alguien conoce a sus familias, por favor, recoganlos en el puesto de Cruz Roja, junto al chiringuito.

 

Anuncios