No nos referimos a los enigmas del 11-M, investigados, adulterados y divulgados hasta la exhaustividad por Luis del Pino. Esta noche podremos disfrutar de misterios más cercanos y veraces, sacados a relucir por otro profesional de la divulgación no menos sinvergüenza que el anterior, Íker Jiménez. Su programa, Cuarto Milenio, comienza hoy.

El primer programa llega bien servido: Los secretos y símbolos escondidos tras la fecha del 11-S (ya digo, otro Luis del Pino), Un Código da Vinci sucedido en la catedral de Jaén y la verdadera historia del film El Exorcista. Para mear y no echar gota. Dentro de la programación de otoño, regada de grandes hermanos, supermodelos, bailarines sobre hielo y otras telebazofias, no podemos más que dar el título de deyección de la temporada al citado espacio. No tanto por darle su importancia al misterio, que la tiene y nos apasiona, sino por dar cómo verdadera tal legión de farsas.

Anuncios