La noticia:

Científicos canadienses descubren que la Mona Lisa estaba embarazada

 

Pues quiero pensar que en aquella época las cosas eran muy distintas a como son hoy en día. Porque si tenemos en cuenta las fatigas durante el embarazo, el previsible gasto en pañales, potitos, papillas, el carrito o los muebles de la habitación de la criatura, por no hablar de las noches en vela por los primeros dientes, los llantos sin explicación o los gases… francamente, me cuadra más esta cara.

 

Anuncios