29 septiembre 2006


Este es el remate final del artículo publicado hoy en El País sobre la declaración de los peritos ante Garzón, en la que afirman que el ácido bórico no sirve como explosivo:

El ácido bórico es un componente de un explosivo usado en la II Guerra Mundial llamado boracitol, que está compuesto por TNT y ácido bórico. Existen siete informes en el mundo sobre el uso explosivo del ácido bórico, frente a más de 100.000 que limitan sus propiedades a antiséptico, matacucarachas, a combatir el mal olor, entre otras. Un informe estadounidense de 1972 explica que el boracitol es el explosivo que más rápido desaparece si se entierra, precisamente por tener ácido bórico. En los primeros meses pierde el 70% de su capacidad explosiva.

Si ya de por sí pueden sacarnos de quicio las elucubraciones de El Mundo y la Cope sobre la trama del 11-M en base a argumentos tomados con pinzas, no puede menos que dejarnos atónitos la taxativa afirmación de El País.

Para llegar a estas contundentes cifras procédase de la siguiente manera:

1.- Introducir en Google la secuencia antiseptic OR insecticide OR deodorant “boric acid”. Efectivamente obtenemos 197.000 coincidencias. Son más de 100.000. No lo niego.

2.- Los siete informes “en el mundo” sobre su uso explosivo se recopilan en una página web personal que alguien ha elaborado hace dos días de manera totalmente anónima.

Es decir, que lo que no existe en internet no existe en el mundo. O viceversa.

Estamos hablando de El País, no de un pequeño diario de tirada local. Si esto es periodismo que baje Dios y lo vea.

Por fin viernes. Hoy hacemos entrega de una nueva pamplina de fin de semana. Ideal para relajarnos de las bombas que se ponen a diario Losantos y Del Olmo.

Un tono de móvil que sólo pueden oír los jóvenes

La empresa Compound Security ha desarrollado el tono para móvil “Mosquito” como una forma para que los adolescentes escuchen sus móviles sin que los adultos se enteren. Esto es posible debido a que los adultos pierden la facultad de escuchar sonidos de alta frecuencia, como el que utiliza la melodía. El tono fue lanzado en junio, pero ahora se ha convertido en una melodía que suena como un ‘zumbido’ con ritmo dance. Además, se están desarrollando nuevas versiones que la empresa Opera Telecom se encaragará de distribuir para móvil y PC. Lo más curioso es que la alarma fue diseñada originalmente como un método para alejar a los vándalos de las zonas de tiendas, aunque pronto se le encontraron otros usos comerciales. Según explican en BBC News, este negocio se aprovecha del fenómeno denominado presbiacusia, que consiste en la pérdida gradual de la audición a medida que se envejece. Algunas personas, ya con 18 años, pueden comenzar a sufrir presbiacusia y les costará escuchar frecuencias superiores a los 13 o 14 kilohertzios.

Más en 20 Minutos.

Jovenes del mundo, escuchad el tono aquí (subir el volumen al máximo).