10 octubre 2006


Por un lado tenemos a Javier Clemente, ex-seleccionador español gracias a la presión de los medios, llevando a la selección de Serbia a liderar su grupo de clasificación para la Eurocopa.

Y por otro tenemos a la selección española, buscando resultados a corto plazo y con jugadores y seleccionadores impuestos por los medios se arrastra por esos campos de Dios. El sábado caímos derrotados dos a cero ante la potentísima (!!) Suecia.

Que no os engañen, nos lo merecemos.

Que el PP tiene sus medios afines, como también los tiene el PSOE, es algo muy evidente y que a nadie debe sorprender a estas alturas. Lo que sí diferencia a ambas formaciones es la forma de gestionar esos medios y la rentabilidad que obtienen de su apoyo.

Siempre me ha dado la sensación de que en el PP no hay una línea clara de gestión de los medios. Medios teoricamente afines de vez en cuando desbarran o se salen de la línea oficial de los conservadores y eso da una imagen de dispersión. El último ejemplo es de ayer mismo.

Telemadrid despide a Germán Yanke

Probablemente todo venga de una entrevista que le hizo hace unos meses a Esperanza Aguirre. En dicha entrevista cuando Yanke puso en la mesa la idea de que Madrid se le había quedado pequeña y que quería enfrentarse al Presidente del Gobierno, Aguirre respondió repetidamente, entre molesta y sorprendida:

“Me sorprende que compre los argumentos del adversario”

Me da la sensación de que aquí el que se sale del guión…