Por un lado tenemos a Javier Clemente, ex-seleccionador español gracias a la presión de los medios, llevando a la selección de Serbia a liderar su grupo de clasificación para la Eurocopa.

Y por otro tenemos a la selección española, buscando resultados a corto plazo y con jugadores y seleccionadores impuestos por los medios se arrastra por esos campos de Dios. El sábado caímos derrotados dos a cero ante la potentísima (!!) Suecia.

Que no os engañen, nos lo merecemos.

Anuncios