Ayer le dieron el premio Principe de Asturias a la Cooperación Internacional a Bill Gates la Fundación Bill y Melinda Gates, y eso me ha recordado que no he comentado nada de la noticia informática de la semana.

Microsoft ha liberado la versión final de Internet Explorer 7, en inglés, y en estos momentos cienes y cienes de internautas deben estar descargándosela de los servidores del gigante del software. Cosas a tener en cuenta:

  1. Sólo funciona sobre Windows XP SP2 (tras comprobar que es original). Lo siento por los usuarios de Windows 2000, no digamos los de W98.
  2. Incorpora decenas de funciones nuevas. Lector de RSS, pestañas… funciones que en su mayoría hace cuatro años estaban ya funcionando en, por ejemplo, Mozilla Firefox. ¿Casualidad o plagio?

En definitiva, que seguiré usando mi Firefox (con sus decenas de extensiones que le tengo agregadas), y sólo descargaré IE7 si es estrictamente imprescindible para que Windows XP siga funcionando.

Y para volver al hilo de los Príncipe de Asturias, y enlazando con la más rabiosa actualidad,… ¿a qué vino dárselo a Fernando Alonso el año pasado habiendo candidatos mucho más merecedores del galardón?

Edito para añadir que en Mozilla han reaccionado y anuncian Firefox 2.0 para el 24 de octubre.

Anuncios