octubre 2006


Ponen ordenadores en las escuelas e institutos, organizan cursillos de informática para amas de casa, parados y jubilados, subvencionan ordenadores y cuotas de conexión a internet… y cuando todo parece apuntar a que es posible superar la brecha digital y que el comercio electrónico y los servicios telemáticos van a estandarizarse… ¡zas!

Los bancos pueden empezar a cobrar comisiones por recibir transferencias

Así que ya sabe amigo, si no quiere pagar otra comisión más dese un paseito hasta la oficina bancaria de la entidad del destinatario de su depósito y pónganse en cola.

Eso sí, La Caixa creo que mantiene el premio a la comisión más surrealista.

(click para ver en grande)

¿Han visto alguna vez a Álvaro Pombo en acción? Es un nervio andante. Un huracán de ironía y conocimiento. Cuando expele palabros por esa boquita las ideas son escupidas de antemano, tropezándose entre sí, desconcertando al oyente. Te echas unas risas al menos. A la pluma el Pombo es más frágil. Las ideas también se entremezclan, pero da tiempo a pensar. Este poeta y novelista barbicano, con los mismo años que el desfile de la victoria, que pregona su homosexualidad sin pudor, casi provocando el sonrojo del periodista que jamás había oído su nombre hasta hoy, quien no acaba de creerse tan insólita confesión. Vamos, que le parece cachondeo. Pues sí. El Pombo se nos vende. Y no le culpo. De esta manera le pasará como a la Etxevarría antes de hacer la inútil delante de las cámaras, que nada más que la conocían las tortilleras. Pues eso es lo bueno del Planeta. Que te leen en la playa los que no pasan del Micho 1. Y me parece de puta madre. Que ya los dan braun y los alatristes ya dieron lo suyo. Be water, my friend, que le diría el bruce lee. Qué bueno el Pombo.

El pasado domingo noche en vez de deleitarme en La Primera con los sensuales gritos de la Bullock, decido echar un vistazo a algo que comienza en La 2. No puedo menos que escandalizarme ante lo que veo. Un documental sobre temática anticapialista como jamás vi en una televisión pública. El escándalo, prosigo, no proviene del tema en sí, que ya tiene miga, sino del hecho de de que sea incapaz de recordar si años anteriores emitieron en la tele algo parecido. Repasa el panorama econónico mundial desde varias opiniones, reparando en las incoherencias del actual liberalismo, poniendo verde a Telefónica, Endesa o General Motors, para luego centrarse en los orígenes de la crisis economica argentina. Me lo trago sin contemplaciones, y aún a más conciencia cuando observo que la prensa neoliberal española la censura en primera plana y a los cuatro vientos. Es el primer capítulo de un serie llamada Voces contra la globalización, donde participan escritores, intelectuales y premios nóbel. Los neocon acusan al gobierno de emitir este tipo de documentales y no otros de signo contrario, como Globalisation is good, de Johan Norberg. Que si eso es pluralismo y tal. Puede que tengan razón. Esta es la tele del Zapa, Dios mediante. Pero también es verdad que los más poderosos poseen más y mejores canales de inlfuencia para dar a conocer al mundo su obra globacitaria: la prensa, la publicidad, la bolsa, los precios del crudo. ¿Han probado a leer algún texto de los utilizados en las licenciaturas de economía o empresariales? Pues a esos medios me refiero. Prefiero que la televisión pública me refresque con estas cosas. De lo otro ya me entero cuando voy a al banco a pedir una hipoteca.

Llevamos un par de días en chapitel preguntándonos qué pretende CiU con el famoso video “ConfidencialCAT”. ¿Realmente es un video de caracter electoralista “per se”? ¿O estamos ante una nueva forma de marketing viral, tan de boga en estos días?

Las reacciones no se han hecho esperar. El PSC por lo pronto usa el método del “pásalo” (como sabemos, es un instrumento que los socialistas dominan a la perfección), Carod por su parte prefiere no entrar en insultos.

De momento han conseguido que hayamos enlazado con el primer capítulo. Enhorabuena a los premiados.

“La recuperación de la memoria histórica es una tontería que no lleva a ningún sitio. El franquismo habría que olvidarlo y no removerlo. Es un tema más político que social. El pueblo siempre está muy sano.”

Pues si lo dice Manolo Escobar, será verdad, oye.

20minutos

Tras cuarenta años de la accidental caída sobre Palomares de dos bombas atómicas, aquellas que abrieron los ojos a Francisco Franco para crear su propio artilugio termonuclear, resulta que han detectado caracoles afectados por la contaminación radioactiva. En 20minutos los llaman caracoles radioactivos. Estos señores desconocen que una criatura viva no puede emitir radiaciones. Si los caracoles han absorbido radiación, pues se morirán y punto. Si te los comes no se te caen los pulgares.

El tema es que el director de Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), Juan Antonio Rubio, ha explicado, a tenor del último análisis derivado del reciente acuerdo con Estados Unidos para la limpieza del lugar, que hay una “posible contaminación en el subsuelo“, no en superficie, y, “si existe, hay que quitarla“.”No creo que el análisis dure menos de dos años, pero todo depende de lo que se vaya encontrando. Lo que es seguro es que no hay peligro para la población“.

Estos estudios parecen más fiables que los que se hicieron hace cuarenta años. En aquel entonces el estudio biológico se limitó al esparto, dos caracoles y una cabra.

Parece seguro que no hay riesgo para la población. En aquel entonces Fraga tenía cuarenta y cuatro años. Se bañó y duró otros cuarenta más. Parece que, lejos de perjudicarle, las aguas almerienses alargaron su vida haciéndola fuerte como un roble.

La bomba I

La bomba II

La bomba III

O si no, no sé cómo interpretar este articulo de Antonio Burgos hablando del Écija y del sorteo de la Copa del Rey, que le ha emparejado con el Real Madrid.

La suerte del Écija Balompié es doble. No sólo le ha caído el Real Madrid, sino que no le ha tocado el Barcelona. Con su separatismo y su odio a España, las selecciones nacionales de la Señorita Pepis, la del Señor Ibarreche y la del Señor Maragall, han conseguido hacer odiosos a los equipos vascos y catalanes. De aquel Athlétic de Bilbao que caía simpático a España entera porque no fichaba extranjeros hemos pasado a éste, que lo que no ficha son españoles nacidos fuera de Vascongadas. El que cae simpático ahora en la España no separatista es el Real Madrid, símbolo de la nación. Si al Écija Balompié le hubiera tocado jugar con el Barsa no hubiera sido ni la pedrea, nadie paga por ver a unos tíos que no quieren ser españoles. Le ha tocado el Gordo de Gordillo, el Real Madrid, y ya están montando las gradas supletorias. ¿Para ver al Real Madrid? Sí, también. Pero, sobre todo, para ver a unos señores que no odian a España a patadas.

Ni me voy a molestar en analizarlo, además en Periodismo Incendiario lo hacen mucho mejor.

« Página anteriorPágina siguiente »