Muchas veces me he quedado pensando en por qué no en vez de quejarse tanto y procurar tanto hacer frente común, los afectados por FJL o Pedro J no se querellan judicialmente. Si están seguros de la falsedad de lo que los susodichos dicen, o de que están cometiendo algún delito contra el honor ¿por qué no usar los mecanismos de los que nos provee la democracia para defendernos?

Hoy he recibido una respuesta a tales cuestiones:Ibarra denuncia a El Mundo y la Cope por decir que cedió a Vera un despacho tras el 11-M

¿Será que Rodríguez Ibarra es el único con arrestos suficientes como para hacer algo así? ¿O será que ahora que parece que está cerca su retirada definitiva tiene menos que perder?