De vez en cuando en la prensa deportiva nos deja documentos impresionantes.

Atención a este artículo. Obviemos las bravuconadas de Calderón en su afán de mantenerse en el cargo y centrémonos en este párrafo:

El presidente madridista también comentó la labor humanitaria de los jugadores con los niños enfermos. “Había un niño al que le quedaba un mes de vida y pidió ver a Roberto Carlos. Roberto lo hizo encantado y estuvo una hora con él jugando al balón y hablando. Al día siguiente, el director del hospital dijo que fruto de la emoción el niño vivió 13 meses más“.

Cómo avanza la medicina, en un sólo día el médico fue capaz de evaluar la nueva esperanza de vida del niño y la alargó en un año.