Espectáculo pro-Fernando Alonso esta noche por las calles de Valencia. Todo muy bonito, si no fuera porque van a gastarse 1,2 millones de euros públicos en la organización del evento, y por que van a cortar varias calles del centro en un lunes laborable. Y como era de esperar, han saltado voces discordantes:

La duda es si estaremos quedando como el paleto víctima del timo del tocomocho, o como el provinciano recién deslumbrado por la tridimensionalidad. Todo ello, además, en la era de la globalización y las comunicaciones interactivas, cuando, el más tonto, ya engrana, fijo, seis marchas, o más, en su bólido tuneado.

Otro día hablaremos de cómo MClaren pasa de ser para Telecinco de una escudería perdedora a ser la máxima favorita al título.

Anuncios