Hay dos maneras de conquistar Hollywood. Una es mamando falos gerentiles y la otra es creando arte. La pega de esto último es que es requisito imprescindible ser artista, y además nadie te garantiza que no acabarás arrodillado bajo una lujosa mesa de nogal lacado. Al fin y al cabo, aunque estés ungido por la gracia divina de la creatividad más absoluta, te hacen falta perras para sacar el proyecto adelante.

Guillermo del Toro conquista la meca del cine. Él es gordo, feo y excéntrico, pero sobrado de ingenio. Él hace arte, no como otros. El dinero se lo ponen los españoles. De su México natal bien poco pudo sacar. En su primer largo, Cronos (para mí el mejor hasta que llegó el Fauno), casi se arruina. El estado mexicano no se atrevió a apostar por un filme de ciencia ficción. Pues claro, después de casi un siglo a base de Cantinflas, a ver a qué venía éste con bichos y marcianos.

Tuve la suerte de charlar con él cinco minutos durante un congreso sci-fi en Cádiz. Me siguió la corriente (este estúpido gringo pertenece a esa gran masa que me paga, así que le aguanto) con mucha educación e interés, aunque me guardé de decirle que su última película entonces, Hellboy, era un truño de cuidado. Me hizo este autógrafo, a tamaño folio, muy chulo:

El joven mexicano se ha curtido. Se ha refinado en su propio estilo y sabe hacer maravillas a partir de imágenes oníricas muy personales y aparentemente inenarrables. El Laberinto del Fauno es una película que nadie debe perderse, y la considero la gran ganadora de los próximos Óscar y Goya, tan sólo habiendo llegado a las candidaturas. Junto a Infiltrados, de Scorsese, es lo mejor que este año nos depara la Gala. Dejen ya a Almodóvar, que está muy visto. Mis apuestas, tomen nota.

El Laberinto del Fauno está nominada para los Oscar en 6 candidaturas: Película de habla no inglesa, guión original, fotografía, dirección artística, banda sonora y maquillaje.

También tiene 13 nominaciones a los Goya: mejor película, director, actor, actriz, actriz revelación, guión original, música original, fotografía, montaje, dirección artística, maquillaje, sonido y efectos especiales.

Anuncios