febrero 2007


(Visto en LaKodorniz)

La prepotencia americana vuelve a burlarse de los españoles. La provincia con más paro de España pierde uno de sus pulmones económicos. Delphi, la fabricante americana de componentes de automóviles, con 1.600 personas en plantilla y otros 2.500 empleos de pequeñas empresas que la abastecen, cierra. Por las buenas. Cádiz es mu chico. Aquí todos tenemos algún pariente atornillando amortiguadores. Los neocon de moda justificarán el hecho con el crudo devenir de las sinergias macroeconómicas, pero la verdad es que esto no es Astilleros. Si el mercado automovilístico está en quiebra, que salga alguno a la calle, cuente matrículas y vuelva para contármelo. Es muy fácil falsear un dato contable para justificar un cierre, cuando la intención real es montar una fábrica en Polonia, a costes de risa. Delphi lleva a cabo un intento de cierre ilegal, enfrentándose a sindicatos, Junta de Andalucía y Gobierno. Vienen, recogen, se van. En los últimos 10 años Delphi ha logrado ayudas públicas de 61,96 millones de euros. Se comprometieron a garantizar la viabilidad de la planta si la Junta le concedía otra de 8,3 millones. Le concedieron el terreno y hasta el rabel depilado. Ayer la Junta le comunicó a la empresa que ha vulnerado la legislación española en dos ocasiones. En primer lugar, porque no ha comunicado su decisión de cierre a la Administración; en segundo lugar, porque no ha planteado un plan social para los trabajadores. Hoy se reunen Junta y comité. Chaves no se habrá enrollado con el Estatuto, pero el problema de Delphi no se lo podemos echar en cara.

Cada vez estoy más convencido de que algún que otro periodista sin inspiración consulta este blog.

Lo de ETA en el 11-M lleva camino de convertirse en lo que fueron las armas de destrucción masiva en la guerra de Irak. Si alguna conclusión puede extraerse de las primeras seis largas jornadas del macrojuicio es que la presencia de la banda terrorista no aparece por ningún sitio a pesar de los intentos de que así sea por parte de algunos letrados y de los medios de comunicación que defienden la teoría de la conspiración.

Hoy, de El País

No seré yo quien lo niegue. Mi padre, mis dos hermanos y, probablemente, muchos de mis primos estamos encantados con la cadena que preside Emilio Aragón.

(Fotos extraídas de FrediScans)

Al final de cada telediario, durante los créditos, ¿de qué hablan los presentadores entre ellos?

 

visto en El Mundo

Cuando Vizcaíno Casas escribió la famosa novela, allá por los días de Naranjito, seguro que no pensó en la longevidad de sus preceptos, evolucionando hasta el esperpento gracias a esta clase política que nos lleva en volandas. Vizcaíno ya no vive, pero sí Alfredo Landa, quien interpretó, en la versión cinematográfica de 1983, al alcalde de Rebollar de la Mata, obcecado en transformar su pueblo en Ente Autónomo Serrano y hacer del Farfullo, su defecto de media lengua, el idioma oficial. El pulso de Ibarra y Chaves en la cuestión estatutaria me recuerda a aquel gran film casposo. El extremeño se ha propuesto aguarle la fiesta al Manolo, y está dispuesto a presentar un recurso de inconstitucionalidad porque no le hace gracia que le quiten la competencia sobre su abrumador 2,4% de cuenca bética. En cuanto seguimos leyendo nos damos cuenta de que no es más que una pataleta residual de aquellos jodidos días del jodido Estatut: Al parecer tampoco le hace gracia que le quiten el flamenco, cuya competencia exclusiva se atribuye la Comunidad Autónoma Andaluza en conservación, investigación, formación, promoción y difusión. No sabemos si Ibarra es mucho de flamenco. Quizá su cuota fandanguera es similar a la de la cuenca del Guadalquivir. En todo caso será inferior a la de Murcia, cuyo festival de la Unión es considerado el más importante de España. A ver si ahora un cacereño va ser capataz de bajar a Jerez a templarse con un gitano. Menos mal que lo aclara con premura el portavoz de la Junta. Al parecer esto sólo es válido en la Comunidad Andaluza, que para eso sirve un estatuto (¿acaso no sabe Vd. lo que es un estatuto?). Y digo yo que es una buena pamplina esto de la competencia del flamenco. ¿Tendré que pedir permiso para pasear dando palmadas por el real de la feria?. Interpreto que el artículo de marras trata de alentar el flamenco, no de adueñárselo. Subvenciones y esas cosas. De todas maneras sigo pensando que es un amago de catetada. Me suena como si pidieran la exclusividad del gazpacho. A ver si va a tener razón Ibarra. Uy, espera, espera. Que al parecer se le hincharon las yugulares pidiendo de nuevo al PP la diferencia entre realidad nacional catalana y andaluza. Ahí lan dao. Ya me callo.

Página siguiente »