Nos encontramos en la prensa local la crónica de un intento de suicidio.

Una multitud de personas se congregó a pie de playa a la altura de la Residencia Tiempo Libre de la Junta de Andalucía. Todos ellos miraban mar adentro, en donde una joven nadaba vestida con ropa. «Se está intentando suicidar», gritaban algunos.

[…] La sorpresa fue que, pasados unos minutos, la joven salió por sus propios medios «nadando de espaldas», según palabras del propio testigo, quien aseguró que «tuvo suerte de que la corriente no estuviese en contra porque no la hubiese contado», especialmente porque entró unos 200 metros mar adentro.

El testigo sigue aportando luz a tal espeluznante suceso.

«Lo que más me llamó la atención fue la cara de la chica al pasar caminando por delante mio, se la veía muy aturdida y repentinamente se metió al mar con botas y todo. El amigo que la acompañaba me dijo que había peleado con su novio y que estaba borracha, pero que él no sabía nadar. Entonces llamé a Salvamento Marítimo, pues entendí que estaba intentando suicidarse».

Cosas de Cádiz. Cosas de la prensa local.