Nació en tiempos de dudas, en plena transición, y ha sido mordaz y corrosivo cronista de estas tres décadas de democracia. Tan certera ha sido siempre su visión de la realidad que su primera portada (la de arriba) es de tan plena vigencia como cuando fue publicada.

Felicidades, y que sean muchos más.

Anuncios