El alcalde de Madrid ahonda en sus políticas sociales contrarias a la familia y a la línea del PP, que el 30 de septiembre del pasado año presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de equiparación de parejas homosexuales al matrimonio. El alcalde de Madrid tampoco pareció reparar en que tiraba piedras contra su propio tejado y subvencionó la marcha del Orgullo Gay, una de cuyas entidades responsables es autora de la mencionada campaña de desprestigio de, entre otros, dos miembros de su partido.Está claro que Gallardón quiere hacer marketing electoralista de cara al lobby gay con su llamativa participación en el acto. Lo que también debería tener claro es que en las próximas elecciones recordaremos intensamente este ataque a la familia. La próxima vez que se plantee el apoyo ostentoso a un acto de este tipo, le convendría hacer números.

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazteoir.org. Estas declaraciones son de hace un año. Gallardón renovó el pasado mayo su mayoría absoluta, incrementando incluso su representación en más de 4 ediles. Hoy se celebra el día del orgullo gay, de nuevo financiado por el Ayuntamiento de Madrid con 100.000 euros. Bien empleados están si los madrileños tanto le votan.

Anuncios