Los tiempos adelantan que son una barbaridad. En Japón las cadenas de televisión están acongojadas ante el empuje de la Wii, que al parecer les quita audiencia a pasos agigantados. Es lógico ya que por un lado tenemos una programación deplorable, redundante en lo chabacano, que no innova ni adapta sus contenidos a la audiencia potencial. Por otro lado un dispositivo que permite jugar en familia, de una forma completamente diferente a lo que se había visto, gracias al Wiimote.

¿Llegará a darse en España un fenómeno así? De momento TVE pone su granito de arena para que así sea ( y eso que hace unos días les piropeaba). Por lo pronto la semana pasada hizo su peor viernes de la historia, tras tener la genial idea de reponer series que ya se han dado repetidamente veces en canales temáticos varios.

Con ideas como esa yo creo que le quita audiencia hasta el Commodore 64 que tenía mi primo.

Anuncios