agosto 2007


La oncología española está de buenas. Hoy El País publica un reportaje sobre El primer Atlas municipal de mortalidad por cáncer en España, realizado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, que depende del Ministerio de Sanidad. A tamaño trabajo de investigación le acompaña la interpretación en los orígerenes de dichas mortalidades. Pues bien, al parecer los mapas son impecables, ya que son datos estadísticos inmutables y axiomáticos, pero la redacción y explicación son un trabajo nefasto, propio de un becario.
Como servidor no es doctorcito ni ha viajado por esas vastas tierras españolas en demasía, no queda más remedio que hablar de lo que conozco, la bahía de Cádiz. Y vayamos por partes. En los mapas de dicho Atlas, el rojo significa alta mortalidad de cáncer. Si analizamos cada mapa (cada tipo de cáncer) nos topamos con estos sorprendentes resultados:

Pulmón: La mayor frecuencia de casos se da en Andalucía Occidental y Extremadura. El estudio achaca el 100% de los casos al tabaco. Si consultamos la web del Ministerio de Economía y Hacienda, vemos que las ventas de tabaco son muchísimo superiores en la Comunidad Valenciana, Pais Vasco, Cataluña y Madrid. Esto no cuadra. Puede que se deba a la contaminación industrial, dicen. Estos señores no conocen cuan yermas y desiertas están las llanuras gaditanas.

Mama: Al parecer las zonas “ricas” son las que priman, según interpretan los señores doctores. La bahía de Cádiz aparece en rojo. Como todos saben, esta zona es donde habitan más multimillonarios por metro cuadrado de Europa. Yo, sin ir más lejos.

Pleura: Cádiz otra vez en rojo. Los doctores dicen que la causa en el amianto de las fábricas de uralita. Como todo el mundo sabe, aquí hay una fábrica de uralita por cada bar.

Útero: Aquí es donde los señores doctores y periodistas ponen la guinda. En esto Cádiz se lleva la palma. Las zonas costeras son donde con más frecuencia se da este cáncer. Al parecer está provocado en su mayoría por un papiloma. De ello se deduce que es la promiscuidad de las zonas turísticas el mayor desencadenante. Que es una manera fina de decir que como las gaditanas, mallorquinas y canarias son muy putas, es normal que se mueran. Déjame que piense, ¿las señoras turistas no suelen venir del interior hacia la costa y luego regresar al interior? ¿sólo se mueren las hembras concupiscentes y libidinosas que se quedan en la costa? Quizá estos doctores no conozcan la costa de Cádiz, donde el turismo mayoritario es familiar. Nada de juergas ibicencas hasta las mil ni espectáculos puteriles en Pachá.

Lo que sí ha quedado claro es la alta tasa de enfermos de cácer (de todo tipo) que ronda esta tierra. Las explicaciones, extraídas del Micho 1. Este estudio no ayuda a nada ni a nadie.

Se va. Lleva meses anunciándolo de una u otra manera. Rosa Díez, ex consejera, ex diputada, ex militante del PSOE y en breve ex europarlamentaria, hija de un socialista encarcelado y de una Euskadi trémula. Rosa Díez no lidera en solitario la lista de enanos que crecen de los cimientos de partidos políticos asentados y vanagloriantes. Una freak de la política, como Bono, Ibarra, Gallardón o Fraga. Sólo que Rosa desentona. Ella fue una luchadora nata, pero sólo eso. Con su escaso 6% de apoyo en el Congreso que encumbró a Zapatero y sus notas discordantes en temas como el Prestige o el Lino. Nunca fue nadie. En política el poder es el chaleco salvavidas que te saca a flote en medio de un mar de crisis ideológica. Es por este motivo, y no otro, el que Rosa se va y Alberto se queda.

Las vacaciones son tentadoras para los devoradores de información. Cuando vamos al kiosco y vemos tal cantidad de prensa de derechas, izquierdas y veteasaber no podemos resistirnos a gastar un euro en cada ejemplar para matar los tiempos muertos tumbados en la playa. Leo, mal me pese, El Mundo, y contemplo aterrado un artículo de opinión que arremete (de nuevo) contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Al parecer los aburridos derechones han topado con un mal supuesto libro de texto llamado Educación para la Ciudadanía que, desde una pedagogía bastante tosca, alaba el marxismo, habla mal de Losantos y critica la guerra de Irak. Pone verde a USA, acusándola de millones de muertos en Irak y alaba al socialismo como único remedio contra la lacra mundial del capitalismo, a la vez que aconseja perder la virginidad antes del matrimonio. Pues bien, resulta que tal libro ni es de texto, ni está homologado, ni lo recomienda el Ministerio de Educación. Como describe Escolar en su blog, es un ensayo marxista sobre la nueva asignatura. Nada que ver con el Zapa, aunque insistan estos adiestrados periodistas de que la asignatura de marras es un catecismo radical-socialista.

  • Ya queda menos para Blog Action Day. Será el próximo 15 de octubre, y todos los blogs que lo deseen están convocados a postear en ese día sobre el medio ambiente.
  • La burbuja Second Life parece que explota.
  • Primera promo de la segunda temporada de “Heroes”. Esperemos que hayan cambiado a algún guionista que otro.
  • Nos enteramos que sale a subasta el local de striptease que sirvió de decorado al “Bada Bing” de “Los Soprano”.
  • Otra previa. Andreu Buenafuente saca su primer viral de adelanto a su desembarco en la Sexta.

Vuelvo triste de mis habituales vacaciones estivales en Almería, la tierra que vio nacer y crecer a Manolo Escobar. En esta ocasión una de mis visitas turísticas han sido los refugios que se deslizan bajo la capital y que yo desconocía. El pasado año se decidió abrir al público un kilómetro de esta inmensa galería.

Para aquellos que no lo sepan, Almería fue objetivo del acorazado franquista Canarias durante 1936 y de la marina alemana durante 1937, convirtiéndose en campo de pruebas del III Reich junto con Guernica. La ira de Hitler, tras el bombardeo del acorazado Deutschland por aviones republicanos, llevó a los alemanes a elegir Almería como desfogue militar. Sólo esta última incursión provocó más de treinta muertos.

El refugio, el mayor de Europa, superior al de Berlín y Londres, tiene 4,5 kilómetros de longitud y tiene capacidad para 35.000 personas. Se encuentra a nueve metros de profundidad, bajo una capa de roca de medio metro, todo cavado a mano en tiempo record. Fue ejemplo a seguir por los arquitectos europeos, que visitaron el lugar con objeto de crear réplicas durante la segunda guerra mundial.

Lugar imprescindible de peregrinación para aquellos que consideren una realidad y un derecho la conservación de la memoria histórica.

Página siguiente »