Agentes dobles, funcionarias asalariadas, famosas investigadas. El verano fespañol se presenta misterioso y castizo. Tras la detención del agente amigo de los rusos le llega el turno a la funcionaria de la Seguridad Social que pasaba al Cesid información de Leticia Sabater.

“Isabel Barrio, la funcionaria de la Seguridad Social condenada a cuatro años y medio de cárcel por revelar datos reservados a un agente del Cesid a cambio de 70.000 pesetas al mes, lamenta en una información de EL MUNDO que al espía que le pagaba ni siquiera lo han llamado ni encausado en el caso.

La Audiencia Provincial de Madrid, en una sentencia confirmada recientemente por el Tribunal Supremo considera un “hecho probado” que Isabel Barrio “se apoderó y proporcionó a Juan Garrote, funcionario del Ministerio de Defensa, información reservada -vidas laborales, grupos de cotización, domicilios y similares datos privados- a cambio de 70.000 pesetas al mes

[…] Esas personas eran, casi siempre, ciudadanos anónimos sobre los que los servicios secretos estaban realizando alguna investigación. “Yo sólo recuerdo dos nombres, porque eran los más conocidos: Leticia Sabater y Juan José Hidalgo”, afirma la funcionaria condenada.”

Anuncios