Crónica de una desaparición anunciada… EMI, Universal, y los distribuidores iTunes y Microsoft dejan el DRM.

Si dos grandes discográficas empiezan a ofrecer música sin DRM creo que podemos hablar del fin del DRM. No tiene sentido que si yo compro un archivo de música no lo pueda escuchar en el ordenador que yo quiera sin que me den permiso. Los ordenadores se estropean, se quedan antiguos o tenemos más de uno en la casa (cosa que sucede en mi caso y en mi entorno con relativa frecuencia), y esto sin contar con los reproductores de MP3 portátiles y las mini cadenas tradicionales que ahora casi todas reproducen MP3.

Visto en El Blog Salmón.