Mucho he leído estos últimos días de los informativos de Antena 3, sobre todo a raíz de los excelentes posts de Arturo Quirantes acerca del estilo sensacionalista (en algunos casos casi apocalíptico) de dichos informativos. Hoy he sido espectador una vez más del curioso modo de ver las cosas en la redacción de informativos de dicha cadena.

Noticia: Las fiestas del barrio de Gracia.

Telecinco: Durante la madrugada, cuando cierra la policía los bares, cientos de jóvenes montan un “concierto” improvisado en la calle aporreando todos los elementos que encuentran (señales, contenedores,…). La policía acaba disolviendolos sin problemas.

Antena 3: Los jóvenes destrozan mobiliario urbano (plano de un joven golpeando con la mano una señal de dirección prohibida), los comerciantes cierran los establecimientos ante la que se va a liar (plano de una chica plegando sillas), un grupo la emprende con un urinario público que estaba siendo utilizado (se ve claramente que el que sale del urinario está muerto de risa), entrevista a un vecino que dice que en esos días no se puede dormir y ha tenido que insonorizar su casa (no recuerdo este tipo de reportaje durante los San Fermines, las Fallas, o la feria de Málaga que se celebra estos días. Maldad: ¿qué partido gobierna esos ayuntamientos y cuál gobierna Barcelona?),… y como finalmente se han dado cuenta de que la crónica les ha quedado un poco “ligth”, un repasito a las imágenes de los disturbios de 2005.

Eso sí, aún no han logrado superar su impagable momento “¡Ay, Dios mío!”

Anuncios