“El ‘lehendakari’ no se apea; ni siquiera la seria advertencia del presidente de su partido, Josu Jon Imaz, sobre sus consecuencias le han hecho desistir de su intención de convocar una consulta de tipo soberanista. Tal vez las salidas de tono de sus socios en el tripartito, que han invocado su nombre para atacar a Imaz, le han cortado la retirada. A no ser que ciertas ambigüedades en su comparecencia de ayer (“no sé cuándo, pero se decidirá en Euskadi”) signifiquen que mantiene la intención de convocar la consulta, pero no necesariamente durante esta legislatura …”.

Editorial de El Pais