“Aparentemente, la pequeña Leonor se ha mostrado “feliz” de acudir a la guardería, según ha dicho Don Felipe, quien ha asegurado además que la niña “se adapta muy bien”. La Princesa Doña Leticia ha confesado “pasarlo mal, como todas las madres” al separarse de su hija en el primer día de guardería. El centro escogido para Leonor es una escuela infantil pública subvencionada por el Ministerio de Defensa y la Comunidad de Madrid, cerca del Palacio de La Zarzuela.”

Es razonable este malestar. En la monarquía lo normal es que las madres cuiden personalmente de sus propios hijos. Institutrices, nodrizas, profesores particulares, amas de cría, bufones. No se crean nada de eso. Forma parte de la creencia popular. Ayer fue el primer día que Letizia se separó de su hija, lo juramos.

Anuncios