Los diputados se han encontrado este jueves por la mañana a su llegada al Congreso con un curioso regalo que les era entregado por un grupo de activistas de Greepace, Amnistía Internacional e Intermon Oxfam: un kit de “vuelta al cole” con el material necesario para que se animen a aprobar la asignatura que suspendieron en junio, una Ley sobre el comercio de armas que “ponga fin a la falta de control de las exportaciones españolas”.

El ‘kit’ va muy completo. Contiene un bolígrafo para que sus señorías puedan firmar la ley; un celofán para que sea “transparente”; una calculadora “para estimar las muertes que podría evitar” la aprobación del texto; una lupa para que no se les escape ningún detalle y un reloj para que recuerden “que es urgente hacerlo ya”.

Más en el Diario Crítico

Anuncios