Al rey le favorece bastante la barba, la verdad.

Anuncios