A veces se nos escapan las mejores. Durante semanas hemos estado pensando en un artículo denunciando la maquinaria puesta en práctica por las publicaciones on line de la prensa y organizaciones liberales neocon desmintiendo el cambio climático. Pequeños jóvenes engominados sobradamente preparados que tachan a Al Gore, Rigoberta Menchú y Chomsky de genocidas como poco. Resulta que le dan el Nóbel a Al Gore, Rajoy cita a su primo y comienza a florecer la oculta semilla de la mentira. Toño Fraguas denuncia impecablemente esta situación desde su blog, y seguro que lo hace mejor que nosotros.

Para Rajoy, para Aguirre, para la derecha española en general, el cambio climático no es preocupante. A la derecha lo único que le preocupa es que la lucha contra el cambio climático le afecte al bolsillo. No es una cuestión baladí. El PP y la derecha económica española, tienen bien montada en España (y singularmente en Internet) toda una estructura de desinformación para luchar contra una verdad incómoda: el modelo económico actual es insostenible. Y eso sí que les preocupa.

Esa estructura mediática, formada entre otros por la COPE, Libertad Digital, Liberalismo.org, el Instituto Juan de Mariana y Criteria Club de Lectores tiene tres patas. Una política, Esperanza Aguirre; otra mediática, Federico Jiménez Losantos y otra empresarial: Alberto Recarte.

Anuncios