La noticia surgió este jueves pasado:

A la hora y diez minutos de emisión del debate «Mejor lo hablamos», que en la noche del miércoles trataba sobre la Memoria Histórica, fue suspendido por Canal Sur, al abandonar el plató tres de sus invitados.

En la mesa que representaba a la tendencia política de izquierdas estaban Rosa Regás, Francisca Maqueda, vicepresidenta de la Asociación Andaluza de la Memoria Histórica y los periodistas Fernando Delgado y María Antonia Iglesias. El abogado Joaquín Moeckel y los periodistas Jesús de las Heras, director de la revista «Ecclesia»; Curry Valenzuela y el jefe de Informativos de Cope, Ignacio Villa, en representación de la derecha.

Con ese plantel nunca me perdonaré no haber estado sentado delante del televisor a la hora de inicio del debate. La cuestión, al parecer, es que Ignacio Villa llamó a la cadena SER “la emisora que se inventó a los terroristas suicidas del 11-M“. Tras eso Iglesias, Delgado y Regás se fueron, y el debate fue suspendido.

Mi pregunta es… ¿qué tiene que ver esa afirmación con el tema del debate (“La Memoria Histórica“)? ¿Por qué se fueron los tres periodistas y no se quedaron rebatiendo? ¿Por qué esta constante confrontación en cada oportunidad que se presenta minimamente propicia? Y ya que estamos… ¿por qué las licencias de TDT en la ciudad de Madrid estás tan sospechosamente repartidas?

Anuncios