Con una actuación sin precedentes, el llamado “soberano” de España, Juan Carlos de Borbón, visiblemente enojado por las críticas de Nicaragua, Argentina y Venezuela a sectores de ese país, intentó imponer su supuesta autoridad en la Cumbre Iberoamericana realizada en Chile, al irrespetar al mandatario venezolano mandándolo a callar, como recordando las épocas de sumisión de las colonias españolas en América, luego que éste respondía con hechos históricos la actuación del ex jefe de gobierno español, José María Aznar, en el golpe de estado del 2002.

El incidende del Rey y Chavez, según la cadena estatal Venezolana

Anuncios