diciembre 2007


La diferencia de asistentes entre los convocantes y la estimación (basada en el área ocupada por la manifestación) del Manifestómetro.

¿Es o no es para echarse a llorar?

Anuncios

Las esperanzas de los seguidores del Partido del Pueblo de Pakistán no son las únicas que han quedado enterradas en Rawalpindi. Los planes de EEUU han corrido el mismo destino. Occidente aspiraba a una cohabitación entre el presidente Musharraf y una futura primera ministra Bhutto para que ambos hicieran frente a la amenaza de los grupos yihadistas cercanos a Al Qaeda y los talibanes.

Washington había dado por amortizado a Musharraf y, aunque no planteaba su salida del poder, sí le había exigido que dejara la jefatura del Ejército y permitiera unas elecciones lo más limpias posibles.

Benazir Bhutto era la candidata de Washington, y así se la veía en Pakistán. Al mismo tiempo, su partido es el único movimiento de masas que ha resistido el paso del tiempo. A pesar de todos sus fracasos en sus dos pasos por el poder en los años noventa, Benazir Bhutto era la única garantía de un Gobierno civil con amplio apoyo popular.

Tanto EEUU como el Reino Unido no esconden su gran preocupación por la situación de Pakistán. En los últimos seis años, EEUU se ha gastado 5.000 millones de dólares en financiar la lucha paquistaní contra los yihadistas para terminar descubriendo que parte de esa ayuda se ha gastado en comprar y mantener sistemas de armamento destinados a defender el país frente a una hipotética amenaza de la India.

Más en Guerra Eterna

El fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad. […] Para el obispo, hoy en día “no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir.

[…] Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan.

Bernardo Álvarez, Obispo de Tenerife.

Ya prometimos hace meses que no volveríamos a citar en este blog a la antes estupenda web recopila-noticas y venido a tremendo panfleto sectario Periodista Digital. Pero en esta ocasión nos dejan en un dilema. Nos citan ellos a nosotros y no podemos callarnos.

El artículo de hace una semana Gadafi y sus 30 vírgenes guardaespaldas fue enlazado por el blog del periodista Ignacio Escolar. Su web es la número uno en el ranking de los sites políticos, con 20.000 visitas diarias. Esto ha facilitado que nuestro humilde humor negro se extienda por la red como un reguero de pólvora.

La mayoría ha captado el chiste, pero no así nuestros amigos de Periodista Digital, quienes en su línea habitual tergiversan la noticia y lanzan al cielo y al foro acusaciones de  rojerío, analfabetismo, sectarismo, progretas, burros, chabacanería, panfletismo, necios y otras lindezas.

Lo que ellos no saben es que somos todo eso y cosas peores. Además, somos libres de hacer también humor con la cara de Zapatero cuando sea el momento.

‘Senderos de Gloria’, el filme que Stanley Kubrick realizó con sólo 28 años, cumple este 25 de diciembre 50 años, pero la obra no ha envejecido y sigue alimentando debates sobre su mensaje que muchos consideran anti-belicista y otros una denuncia de ciertos comportamientos humanos.

El filme se desarrolla en una época y un contexto muy definidos, durante la Gran Guerra en el frente francés de Verdun, y muestra con implacable realismo el horror de las trincheras y la crueldad de una contienda llevada -por primera vez en la historia- con medios modernos, pero con mentalidad feudal. Pero el film va más allá de aquel momento histórico, e incluso de la crítica anti-belicista u anti-militarista.

El propio Kubrick explicó en una entrevista con el ‘New York Times’ en 1958 que para él “el soldado es fascinante porque todas las circunstancias que lo rodean están cargadas de cierta histeria. Pese a todo su horror, la guerra es un drama en estado puro pues es una de las pocas situaciones en las que los hombres pueden alzarse y defender los principios que consideran suyos”.

Más en El Mundo

Está claro que la capacidad original del pseudoperiodismo (o periodismo deportivo) no da para más. Ya seas de Madrid

.

…o de Barcelona

Página siguiente »