‘Senderos de Gloria’, el filme que Stanley Kubrick realizó con sólo 28 años, cumple este 25 de diciembre 50 años, pero la obra no ha envejecido y sigue alimentando debates sobre su mensaje que muchos consideran anti-belicista y otros una denuncia de ciertos comportamientos humanos.

El filme se desarrolla en una época y un contexto muy definidos, durante la Gran Guerra en el frente francés de Verdun, y muestra con implacable realismo el horror de las trincheras y la crueldad de una contienda llevada -por primera vez en la historia- con medios modernos, pero con mentalidad feudal. Pero el film va más allá de aquel momento histórico, e incluso de la crítica anti-belicista u anti-militarista.

El propio Kubrick explicó en una entrevista con el ‘New York Times’ en 1958 que para él “el soldado es fascinante porque todas las circunstancias que lo rodean están cargadas de cierta histeria. Pese a todo su horror, la guerra es un drama en estado puro pues es una de las pocas situaciones en las que los hombres pueden alzarse y defender los principios que consideran suyos”.

Más en El Mundo

Anuncios