Es hora de desempolvar viejos artículos de este viejo blog y resucitar el fantasma del Generalísimo. La bomba atómica que Franco soñó vuelve a estar de moda. Ya le dedicamos cuatro artículos el año pasado y hasta ahora no se ha desclasificado el pertinente documento de la CIA que hacía mención a este oscuro pasaje de nuestra historia. Ha sido a petición del Archivo Nacional de Seguridad de la Universidad de George Washington. Curiosamente las visitas a Chapitel se han doblado estos días gracias a las inesperadas búsquedas de este tema.

El documento secreto desclasificado asegura que el Gobierno de Franco tenía en proyecto y desarrollo un extenso y ambicioso plan nuclear que merecía la atención y vigilancia de EE UU. En ese plan se incluía una planta para enriquecimiento de uranio cuya construcción dependía de una combinación de circunstancias, incluyendo la política del Gobierno que sucediera a la muerte del dictador.

El informe dice textualmente así: “España es uno de los países de Europa merecedores de atención por su posible proliferación (de armas nucleares) en los próximos años. Tiene reservas propias de uranio de moderado tamaño, un extenso programa de desarrollo nuclear (tres reactores operativos, siete en construcción y otras 17 más en proyecto), y una planta piloto para enriquecimiento de uranio”. La CIA aseguraba entonces que España, además de Irán, Egipto, Pakistán, Brasil y Corea del Sur necesitaban “al menos una década para desarrollar su programa de armas nucleares”.

Más en El País.

Más en Chapitel:

Anuncios