“Estos fenómenos de violencia tenemos que circunstanciarlos en la política del gobierno del Partido Socialista. El único que tiene el monopolio de la violencia física es el Estado. Cuando eso se cede como ha hecho Zapatero, que lo ha cedido al intentar negociar durante cuatro años con terroristas, es decir, con gente que su único poder es la violencia, disponer de la vida y muerte de los españoles, pues se ha cedido todo. Es decir, se situa uno al mismo nivel. Evidentemente a partir de ahí, la violencia, que en la modernidad el único que tiene el monopolio no es la familia, no es una asociacion privada, es el Estado, ya todo el mundo puede esgrimir la violencia. Por lo tanto no olvidemos que sí que se crea un caldo de cultivo para que haya crispación. No olvidemos que el Partido Socialista en campañas electorales 2004 recuirrió también a la violencia. A veces en la izquierda hay una tradicion de que la violencia es liberadora”.

Agapito Maestre, catedrático de Filosofía, ayer lunes en La tarde de Cope, a cuenta de dos gamberros que agredieron el pasado viernes en Navarra a un párroco de Doniantzu. Si la culpa es de Zapa, que los viste como putas.

Anuncios