De cero a nueve en cuatro años. Cayetana Álvarez de Toledo salta de tertuliana de Federico a chófer de Ansón. De secretaria de Acebes a ministrable jovenzuela. Ya auguramos hace año y medio en este blog que la chica apuntaba maneras y se aseguraba una cartera en un posible próximo gobierno del PP. Pues como no podía ser de otra manera, Cayetana pisa el mismo pedal que Pizarro y se sitúa la número nueve por Madrid. Cayetana, inteligente, culta, bella, dulce, joven. Cayetana, cuando leas esto, que lo leerás, porque te buscas como loca en el gugle cual novato GH estrenado en fama. Pues eso, que cuando leas esto, déjanos un comentario, de esos dulces, en voz susurrante melosa, como aquella que acompañaba a Federico tan temprano y tan místico. Dinos como has llegado tan alto sin dar palo al PP. Al menos Pizarro atizó a los socialistas con un mechero de gas natural y se merece el segundo. Pero, reconócelo, tú sólo estás muy buena. Que no es poco. Pero reconócelo. No asciendas más, dulzura, que no tendré más remedio que votar a Rajoy en las próximas. Ya no tendré excusa.

.

Ya no tendré excusa (I)

Anuncios