febrero 2008


Comenzó la carrera electoral. Bueno, eso en teoría porque ya hace semanas que nos bombardean con spots, mítines, y visitas a obras y colegios. Se supone que la diferencia es que ahora sí pueden pedir el voto y antes no, algo tan surrealista como la famosa “Jornada de Reflexión” que tanto le gusta a Miss Teschmacher.

Mariano ha empezado en Cádiz, incontestable feudo popular desde hace unos años dónde Teófila hace y deshace a su antojo con la aquiescencia de los gaditanos. Aparentemente estuvo algo difuso y apuntando a términos algo generales (“se inicia el camino de la esperanza hacia el cambio político que muchos españoles desean”). Veremos cuánto le dura la poesía conforme vayan saliendo sondeos y se acerque el debate del lunes.

José Luís inició la campaña en Madrid. Sin preámbulos ni precalentamiento, ha empezado golpeando el estómago del adversario (“se decide entre el diálogo y la convivencia o el ordeno y mando; entre la tolerancia con el diferente y la intolerancia”). Sabe que llega con poca renta a los comicios y tiene que movilizar a su potencial electorado como sea. Por cierto, en la Cope anoche insistían en que los funcionarios judiciales estaban boicoteando el acto, pero la verdad es que hoy no encuentro reseña de ese hecho en los medios.

¿El resto? En las andaluzas no hay nada reseñable, UPyD sale en los medios por una agresión sufrida por Rosa Díez, y Gaspar Llamazares la lía al quemar una foto de los reyes… en Second Life, eso sí.

Por otra parte anoche se celebró en Antena 3 el primero de los “debates” electorales entre Solbes y Pizarro. Lo entrecomillo porque me cuentan que fue una sucesión de monólogos que ríase usted de los de Florentino Fernández. Yo llegué tarde y sólo acerté a pillar el final de la última intervención de Solbes, por lo que me he dirigido a los medios a ver quién fue el “ganador” de la noche:

Me ha quedado clarísimo, sí.

Actualización 12:38

Ya he encontrado donde hablan del boicot al mitin de Zapatero.

Interesantísimo gráfico que relaciona el grado de religiosidad de un pais con la renta per cápita de los mismos:

(Hacer click para ver más grande)

¿Se cree más en los países donde hay más pobreza? ¿O en los países más religiosos se emplean menos recursos en crear riqueza?

Visto en Abadia Digital

yo_voy.jpg
.

Al contemplar al pie de las magníficas carreteras socialistas que surcan los llanos del Guadalquivir estos espantosos carteles de propaganda electoral, mi ego de sureño incomprendido se desconcierta aún más en esta España de los nacionalismos. A veces me hacían hasta gracia. Ahora no quiero ni oír hablar del nacionalismo andaluz.

Para mayor desgracia, todo va acompañado de una pre-pre-campaña regada de grandes carteles con huellas de colores y YOVOYs a mansalva. Lo miro y pienso, absorto, ¿es así de horrible o guarda cierto ingenio propagandístico? Antes de que juzguen, les pongo en sintonía. Julián Álvarez, el gordito que hace la V, ex-alcalde de Écija, al quien no lo conoce ni la madre que lo parió, es secretario general del Partido Andalucista y lidera la lista por autonómicas de Coalición Andalucista, que no es más que un refrito de minoritarios partidos nacionalistas andaluces. También forma parte de la a coalición el Partido Socialista de Andalucía, fundado por Pedro Pacheco, ex-alcalde de Jerez. A ese sí que lo conocen bien todos. Sobre todo los moteros españoles que se bajan al sur en mayo para hacer el cafre y armar ruido. Pues eso. Pedro funda PSA en 1976, que luego se convierte en Partido Andalucista en 1984. Como a Pedro no le caen en gracia los pactos sevillanos, crea en 1993 su propia marca: Partido Andaluz de Progreso. Luego se fusiona con el anterior para las elecciones de 1994. Vuelve a escindirse en 2001 adoptando las siglas originales: PSA. Como colofón final, vuelve a hacer coalición con PA en estas elecciones. Para que luego digan que el laberinto español es cosa de vascos y catalanes.

Nuestras tropas están en Kosovo en una misión internacional. Creo que ahora son casi 700 soldados de España en un magnífico cuartel en Istok, que por cierto inauguró el Rey de España. Están en esa misión y me imagino que la ONU y la UE tiene que plantearse que cuando un país se declara independiente lo que tendrá que hacer es cobrar sus impuestos, tener su policía y tener su ejército. Por eso yo estoy con lo que se decida en esas instancias que cubren de legalidad nuestra presencia. Pero si me pidieran mi opinión, aceptando la que tomen, les diré que los países independientes, incluso los de opereta, tienen que tener ejército.

…………………….José Bono, ayer en Onda Cero.

Por 25 céntimos de euro, nombres de países sin ejército: Andorra, Barbados, Costa Rica, Dominica, Granada, Haití, Islandia, Kiribati, Liechtenstein, República de Mauricio, Micronesia, Mónaco, Nauru, Palau, Panamá, San Marino, Samoa, Islas Marshall, Islas Salomon, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas, Tuvalu, Vanuatu y Ciudad del Vaticano.

Vale, ya sabemos qué tipos de países son. De Opereta, como dice Bono. ¿Acaso Kosovo no es de triste opereta mortecina?

Visto en 20 minutos.

El orden mundial se rige por la regla enunciada por Groucho Marx: estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. Criterios de quita y pon, guiados por una brújula a la que le ordenamos dónde debe señalar el norte. En Dayton, en el noventa y cinco, la solución para Bosnia fue la separación por étnias, el desastre máximo. Ahora, en Kosovo, la aceptación de una independencia unilateral. En ninguno de los dos casos se respetaban los principios grandilocuentemente pregonados. Estados Unidos, Francia, Alemania ya reconocen al nuevo estado. Seguro que Rajoy pide explicaciones a sus amigos Bush, Sarkozy y Merkel. Kosovo es el resultado de múltiples fracasos, la peor solución a excepción de todas las demás. Y la prueba de que no logramos resolver los problemas de la pluralidad. En España, los centrífugos saludan a Kosovo como un precedente, los centrípetos hacen sonar las alarmas. Pero seguimos sin valorar ni entender el estado que hemos construido aquí. Esta mañana, un periódico de difusión nacional ofrecía el resultado de una encuesta que decía: los españoles creen que se prima a las autonomías más que al estado. Ya lo ven, pasan los años y seguimos en el mismo desenfoque. No hay un Estado y, enfrente, unas autonomías. Las autonomías son el Estado. En Cataluña, no están la Generalitat y, además el Estado. La generalitat es el Estado en Cataluña. Y lo mismo en la Rioja, en Euskadi, en Andalucía o en Madrid. Cuando la encuesta dice Estado está diciendo España, porque se cree que las autonomías no son del todo España. Lo mismo le pasa al lehendakari cuando dice nosotros frente al Estado. Él es el Estado en el País Vasco. Algún día tal vez descubramos que lo que buscábamos ya lo teníamos.

Iñaki Gabilondo, ayer en Cuatro

Para alegrar la tensa campaña que se avecina, venga unos chistecillos políticos que circulan por la red. En estas me doy cuenta que el humor político es de los más rancios y menos ingeniosos. El primero que cito de Moratinos lo recuerdo hace veinte años acerca de Fernando morán, ministro de exteriores con Felipe González. Los demás también circulan en dos versiones versiones pro-pp y pro-psoe. Por cierto, el último que me lo explique alguien. Todavía no lo entiendo.

Lo último que se cuenta del PP

Moratinos pregunta al conserje:
“¿Dónde están los sobre redondos?”
“No hay”.
“Entonces, ¿dónde enviamos las circulares?”

¿Por qué Zapatero promete tantas cosas? Para que se nos olviden la mitad. Nos prometió el oro y el moro y hasta ahora sólo ha cumplido lo segundo.

Entra un grupo de dirigentes socialistas del PSOE en una zapatería. De espaldas al escaparate, para que no les vea la gente que pasa por la calle, se prueban zapatos. ¿Cómo saber quién es Chaves? El que se prueba las cajas.

En la segunda legislatura de Zapatero la bandera roja y gualda será sutituida por otra de diez colores para no herir sensibilidades.

El verano pasado casi se ahoga Zapatero. Se fue a dar un paseo en zodiac, se le paró y bajó a empujar.

Pepiño Blanco, cargado con un armario, se cruza con Jesús Caldera por un pasillo de Ferraz, que le dice:
“¿No hay un conserje que te ayude a trasladar el armario?”
“ Sí, pero va dentro sujetando las perchas”.

Lo último que se cuenta del PP

Si Mariano Rajoy se presentara a un concurso de torpes ganaría dos medallas.Una por torpe, claro, y otra por si la pierde.

Entra Zaplana en una librería.
“¿Tiene algo de Hemingway?”
“Sí -le contesta el librero- El viejo y el mar”.
“Pues déme el mar”.

Le pregunta Acebes a Rajoy:
“Mariano, echa un ojo a estos expedientes, ¿los tiramos?”.
”No sé…Bueno, tíralos, pero hazles antes una fotocopia”.

José María Aznar va a hacerse un chequeo.
“¿Nombre?”, le pregunta la enfermera que es muy jovencita.
“Aznar”.
“No, de pila”, dice nerviosa.
“… Mmm… Duracell”.

Esperanza Aguirre inaugura una escuela y uno de los niños le pregunta:
“Oye, díme cinco animales del Polo Norte”.
“… … Tres focas y dos pingüinos”.

¿En que se parece el PP a un águila de mármol? En que tiene las alas duras.

« Página anteriorPágina siguiente »