En la noche de los tiempos se pierde la famosa retirada militar táctica o retirada fingida. El ejército que maquina dicha maniobra se da a la fuga como alma que lleva el diablo, manteniendo oculta una fuerza de reserva. El enemigo, embriagado de ira, se lanza contra el ejército que huye, pero se dispersa y queda al descubierto. La fuerza de reserva actúa y aniquila a los soldados esparcidos e indefensos.

Las retiradas de esta semana hacen temblar los cimientos de la política. Apostamos a que casi todas son tácticas: Francisco José Alcaraz, Eduardo Zaplana, Ángel Acebes, Federico Jiménez Losantos, Fernando Sanchez Dragó. Por cierto que también se retiran Gallardón y Esperanza Aguirre, pero de crear lista propia. También llega el fin para el creacionista Mike Huckabee y Eliot Spitzer, gobernador de Nueva York ¿Metemos en el saco a Gaspar Llamazares y Alfredo Pérez Rubalcaba? ¿Fue la falsa retirada de Mariano Rajoy anunciada por Público un farol táctico de alguna fuente traicionera para arruinar a Ekaizer? Cuidado con los retiros tácticos. Fraga se retiró en 1987 para volver con más fuerza y plantar un Aznar en medio de la nada.

Anuncios