Algunos estrenos españoles tienen mala suerte. Ayer Antena 3 debía dar comienzo la segunda temporada de El síndrome de Ulises. Esto iba a ocurrir a las 22:15, tras un partido de fútbol. La serie, además, contaría con fuertes refuerzos actorales: Fernando Tejero y Lolita, los más sonados. Todo esto, sumado a una primera temporada de aceptable audiencia, presagiaba un éxito.

Debo decir la verdad: no tengo idea si la serie se emitió. Y la enorme mayoría de los espectadores españoles tampoco. Ocurrió lo peor que le puede pasar a un estreno. Lo más grave y azaroso: el cambio climático.

Gran explicación de Hernan Casciari de cómo el resultado in extremis de un partido de fútbol puede dar al traste con un esperado estreno televisivo. Muy recomendable.