Aquí se están encadenando a un carro inevitablemente perdedor personas de alguna valía. Creo que sería una lástima que la capacidad política de Paco Camps, Maria Dolores de Cospedal, del propio Javier Arenas, con todas sus peculiaridades, terminara vinculada a la suerte de este dirigente inepto, de este antropófago político, de este hombre inconsciente de cuál es su propia dimensión, que se aferra al cargo como un tiranuelo a costa de lo que sea. Creo que en el Partido Popular lo de ayer debe suponer que una serie de personas crucen el Rubicón. Ha llegado el momento de la sublevación contra un estado de cosas.

Pedro J. Ramírez, en la COPE, opinando amablemente de Rajoy.

Anuncios