De estas veces que nadie se explica cómo un universo tan venerado por el metafriquismo no ha sido llevado antes al cine para ganar unas pelas. Quizá porque se nos antoja imposible de materializar, como ocurriera en tiempos con Tolkien. Un director desconocido se adelanta a Guillermo De Toro, quien lleva años preparando En las montañas de la locura.

Anuncios