agosto 2008


Manuel Olmedo, atleta becado-subvencionado (como casi todos, por otra parte), no se toma muy bien una apreciación del comentarista de TVE.

Hace más de un año hablábamos del decenio de la muerte en España en lo que a transporte aéreo civil se refiere. De 1976 a 1985 hubo seis accidentes de aviación con resultados fatídicos. En especial recordamos el de Los Rodeos, en Tenerife, con 583 fallecidos y dos de Barajas, en 1985, con un mes de diferencia y 274 fallecidos en total. Jamás se volvió a repetir un tragedia similar. Aquello nos sonaba a ciencia ficción. Los accidentes aéreos en reactores eran cosa del pasado. Pero han transcurrido 25 años desde aquel fatídico día y ha vuelto a repetirse. Todavía nos preguntamos cómo es posible que el medio de trasporte más seguro del mundo dé al traste con todos sus procedimientos, guías, profesionales, cursos, gps, radiobalizas y mierdas. Lo único que podemos decir de todo esto es que en la era del jodido Airbus 320, en la era de las autopistas de la información, de la automatización, de la fibra y los materiales compuestos, de las seguridad hecha máquina, no es admisible que el cielo esté plagado de Boeings y Douglas de hace dos décadas.

Es el único adjetivo que se me viene a la cabeza cuando recuerdo las imágenes de los reporteros de “Está pasando” persiguiendo a los familiares de las víctimas del accidente de esta tarde, llegando a retener a alguno de ellos asiéndolo del brazo. Seguro que no han sido los únicos, pero sí me han parecido los peores, algo lógico al ser ahora mismo el máximo exponente del amarillismo y de la televisión hecha putrefacción.

Y mientras, los blogs dando lecciones de participación y de información veraz e independiente, como es el caso del magnífico post de esta tarde de Microsiervos. Ahora entiendo mejor por qué tanto periodista mediocre teme y despotrica de la blogosfera.

Han saltado las alarmas en el seno de las publicaciones más picantes. Producto exitoso donde los haya, las revistas masculinas como ‘FHM’ o ‘Maxim’ pierden lectores de forma estrepitosa en Gran Bretaña. Unos hablan de que la fórmula -sexo, chismes, deportes y humor- ha alcanzado su cima y ha empezado a aborrecer a los jóvenes varones; otros, de una redistribución de los usuarios entre las distintas plataformas -prensa, radio, internet y televisión-.

Lo único cierto es que revistas tan prestigiosas en ese mercado como ‘Zoo’, ‘Nuts’, ‘FHM’, ‘Loaded’ o ‘Maxim’ han entrado en una profunda crisis de ventas, según recoge el diario ‘The Guardian’.
Las cifras hablan por sí solas. ‘Loaded’, la pionera, alcanzó su máximo histórico con medio millón de copias vendidas en un mes: ahora ha caído hasta los 95.371 ejemplares. Por su parte, ‘FHM’, que superaba las 700.000 copias al mes, cayó en los últimos seis meses un 11% hasta las 280.392 unidades vendidas. ‘Maxim’ se lleva la peor parte: en el último año sus ventas descendieron un 59,6% (43.542 ejemplares vendidos al mes).

Más. Las ventas de ‘Zoo’ caen un 13,6% (161.331 unidades) y las de ‘Nuts’ un 9,8% (250.061 ejemplares).

Más en El Mundo.

…cómo serán los peores.

(Foto del atleta español Juan Carlos Higuero tras quedar fuera de las medallas en marca.com)

Ya lo cuenta la jotica

Que no quiere ser francesa,
la Virgen del Pilar dice
que no quiere ser francesa,
que quiere ser Capitana
de la tropa aragonesa
de la tropa aragonesa
la Virgen del Pilar dice…

Visto en una tienda de la plaza del Pilar, el jueves pasado.

Es uno de los inconvenientes de la guerra preventiva. Sólo resulta efectiva, y no siempre, cuando procede de un Estado poderoso que se puede valer por sí mismo aun a riesgo de despertar la condena internacional. Está fuera del alcance de un pais pequeño como Georgia que se las ve con un gigante sin demasiados escrupulos.

[…]

Una vez más, Putin convence a los rusos de que su pasado imperial no tiene por qué quedar sepultado en los libros de historia. El imperio del Este ha vuelto. Los georgianos acaban de sufrirlo y los demas vecinos de Rusia tienen tiempo para digerir la lección.

Un magnífico análisis del conflicto georgiano-ruso, visto en Guerra Eterna.

« Página anteriorPágina siguiente »