Leo (vía Halon Disparado), un artículo en el que se describe el día a día de un alumno finés. Todo esto a cuenta de que Finlandia es la primera clasificada en el informe Pisa del pasado año. Leyéndolo se descubre:

  • Por ley ningún alumno debe vivir a más de cinco minutos de su escuela.
  • El transporte público es gratuito para los estudiantes.
  • El 97% de los centros escolares son públicos, en España el 65%.
  • Los libros de texto son gratuitos. También el material escolar y la comida en el centro de estudio.
  • Los universitarios sólo pagan los libros y la comida en la facultad.
  • No hay “recuperaciones”. Si se suspende, se da una hora más de clase hasta que se demuestra que se sabe la materia.
  • Hay múltiples paradas en la jornada escolar.
  • En Finlandia no existe el doblaje de series y películas. En la escuela se imparte un mínimo de tres idiomas.
  • Son el primer país en índice de lectura.
  • …y lo dejo aquí que me entra la depre.

Mientras, en un lejano país, se discute sobre una asignatura llamada “Educación para la Ciudadanía” como si fuera el mayor problema que hay ahora mismo en sus colegios e institutos.

Anuncios