Manuel Fraga: Mantengo lo que dije antes. No es bueno volver sobre esos temas. Yo he visto un pueblo que es el mío, Villalba, provincia de Lugo, donde he hecho muchas cosas, donde hubo dos hombres, mi pobre padre, que en paz descanse, que fue alcalde dos veces, y un viejo militar, retirado hace mucho tiempo, que había sido militar en la guerra de Cuba y que entonces tenía el grado de coronel, al que nombraron comandante militar y allí no hubo absolutamente nada. De modo que yo celebro mucho los que impidieron que hubiera habido represalias en aquel momento. Pero las que haya habido, porque para qué vamos a hablar de Paracuellos y de otros sitios, querido don Santiago porque claro…

Santiago Carrillo: Si quiere hablamos…

Manuel Fraga: Hay las dos caras del problema, las dos caras del problema, y usted sabe que las hay. Y es mejor dejar las cosas como están. Mirar hacia delante.

Santiago Carrillo: La diferencia entre las víctimas que la República pudo hacer injustamente y las que hizo el franquismo es que las que hizo la República han sido ya resueltas, resueltas porque, en cuanto triunfó el franquismo, se rehabilitó a esas víctimas, se las subió de grado, se las enterró cristianamente, fueron héroes durante 40 años en este país, mientras que las víctimas de la República pues no han sido rehabilitadas.

Un debate que pasará a los anales de las historia, ayer en 59 segundos.

Anuncios