Informática


Yo soy de los que pensaba que hay ciertos tipos de piratería, la de los videojuegos más concretamente, que lejos de ser perseguida por los fabricantes era claramente auspiciada para promover la venta de consolas y dispositivos. De ahí, entre otros motivos, del gran éxito de la playstation 2 que era facilmente pirateable de varias formas distintas.

Y la senda de la piratería en las consolas de nueva generación parecía que iba a ser la misma hasta que de repente un día…

Miles de usuarios de consolas pirateadas baneados del sistema XBOX Live

Y es que Microsoft es mucha Micro$oft…

Las tres que me ha hecho Kubuntu a la hora de instalarse:

  • Idioma a utilizar durante la instalación.
  • Partición en la que instalar el sistema.
  • Si deseo mantener la instalación de Windows y la de OpenSuSe que ha detectado en el disco.

Y en un rato ya he tenido el sistema plenamente en funcionamiento, con todos los dispositivos instalados y funcionando.

Ya sé que Linux asusta, pero cada vez tengo más claro que hay demasiado complejo y tabú sin fundamento.

Pensaba que estas cosas sólo era posible verlas en menéame, microsiervos y otros rincones geek. No daba crédito. Podría justificarse con la ubicación del cajero en domingo, en una aldea desierta de la planicie manchega. Resulta que es la sucursal del BBVA frente a las fieras melenas de los leones del Congreso, y el pasado jueves.

 

Eso sí, los franceses no parecen muy dispuestos a caer en la sensación de vivir:


El parlamento francés se pasa a Ubuntu

Estas navidades pasadas, en un alarde de frikismo por mi parte y para qué negarlo, de perseverancia en mi afán de embarcar a mi contraria en el mundo de los gadgets tecnológicos, le regalé una Nintendo DS. Hoy me encuentro con ésto:

En desarrollo un videojuego que enseña a las mujeres a ser una buena esposa. (via Ecetia)

Sospecho que el ruido de la bofetada llegaría más allá de Despeñaperros (y con razón).

¡Ah, sí! ¡el título del post!, ¿apuestan algo a que cuando el juego esté a punto de lanzarse habrá polémica con varias asociaciones feministas y comentarios en todos los informativos? Al tiempo.

“De tanto jugar al ordenador te vas a quedar ciego o “Ese tipo de juegos son mareantes, yo paso que es malo para la vista”. A todos los que nos atrae la parte lúdica de la informática nos han “regalado” alguna de las expresiones anteriores en uno u otro momento.

Y ahora llegan unos listos con gafas y nos quieren demostrar lo contrario:

“Los videojuegos de acción modifican la manera en la que nuestros cerebros procesan la información visual” asegura Daphne Bavelier, profesora de la Universidad. “Llevan al sistema visual humano hasta el límite, y el cerebro se adapta a ello. Ese aprendizaje se traslada luego a otras actividades, y posiblemente a la vida diaria”, añade.

Viene en El Pais de ayer, y creo que es una prueba más de que las nuevas tecnologías pueden ayudarnos a desarrollar un potencial que probablemente aún ignoremos.

Me veo a Miss Teschmacher poniendo a su pequeño vástago a jugar una partidita de Doom todas las tardes, tras acabar los deberes. 🙂

La primera pregunta resulta obvia y esencial: ¿es el momento de Vista? Aparentemente, a poco que hagamos caso a lo que dicen las noticias, podríamos pensar que sí. Aunque uno no necesite cambiar de sistema operativo y su ordenador funcione a las mil maravillas, el derroche mediático del lanzamiento pretende convencernos de que si no cambiamos al nuevo sistema, seremos unos parias retrógrados.

[…] Analice el producto anterior de la empresa, Windows XP: haga memoria, recuerde cuando lo instaló. ¿Ha cambiado mucho desde entonces? Dejando aparte un par de parches, nada. El páramo más absoluto en términos de innovación, en medio de una de las épocas de mayor y más agresivo avance en la historia reciente de la tecnología. Se ha pasado usted esos seis años de dinámica innovación caminando por un escalón completamente plano. Eso sí, ahora, ni se le ocurra dudar de la necesidad o idoneidad de cambiar a Vista; sería usted un retrógrado y un antisocial.

El resto del artículo, aquí.

Enrique Dans se posiciona, y de forma didáctica postula a favor del código libre.

« Página anteriorPágina siguiente »