Religión


También España se vio arrastrada a la guerra civil más destructiva de su historia. No queremos señalar culpas de nadie en esta trágica ruptura de la convivencia entre los españoles. Deseamos más bien pedir el perdón de Dios para todos los que se vieron implicados en acciones que el Evangelio reprueba, estuvieran en uno u otro lado de los frentes trazados por la guerra. La sangre de tantos conciudadanos nuestros derramada como consecuencia de odios y venganzas, siempre injustificables, y en el caso de muchos hermanos y hermanas como ofrenda martirial de la fe, sigue clamando al Cielo para pedir la reconciliación y la paz. Que esta petición de perdón nos obtenga del Dios de la paz la luz y la fuerza necesarias para saber rechazar siempre la violencia y la muerte como medio de resolución de las diferencias políticas y sociales […]. Al recordar la historia nos encontraremos seguramente con hechos que marcaron el tiempo y con personas relevantes. En muchas ocasiones tendremos motivos para dar gracias a Dios por lo que se hizo y por las personas que actuaron; y probablemente en otros momentos, ante actuaciones concretas, sin erigirnos orgullosamente en jueces de los demás, debemos pedir perdón y reorientarnos, ya que la “purificación de la memoria”, a que nos invitó Juan Pablo II, implica tanto el reconocimiento de las limitaciones y de los pecados como el cambio de actitud y el propósito de la enmienda.

Monseñor Ricardo Blázquez, en el discurso inagural XC Asamblea plenaria CEE.

Jesus Camp

AÑO: 2006
DURACIÓN: 87 min.
DIRECCIÓN Y GUIÓN : Heidi Ewing, Rachel Grady

Jesus Camp se estrenó en 2006 en EEUU, probablemente en pocas salas, y fue nominado al Oscar a Mejor Documental. La película se centra en un campamento evangélista para niños de entre 6 y 12 años que, a lo largo de la casi hora y media de película, hablan como adultos de la salvación eterna, del aborto, abordan a quien ven en una bolera para decirles que “Dios me ha dicho que venga y converse contigo sobre la salvación”, tienen prohibido leer los libros de Harry Potter porque (según una de las “educadoras”) “la brujería está prohibida por la Biblia”

El objetivo del campamento es claro: Hacer ver a los niños cómo se llega a la salvación eterna.

También por la pantalla desfilan predicadores que despachan semanalmente con el presidente de EEUU, que rezan para que sea elegido tal o cual juez del tribunal supremo, que justifican o defienden guerras, que atacan la homosexualidad, … todo con un trasfondo común: la necesidad de la separación Iglesia-Estado. Algo de lo que me acuerdo cada medianoche cuando pillo los comentarios editoriales de la Cadena Cope.

Momentos a destacar del documental:

  • Los monitores, el día previo a la inauguración del campamento, rezando para que no se vaya la luz y pidiendo que las presentaciones de Powerpoint (!!) sean bendecidas.
  • La veneración a la silueta de George Bush que en un momento dado se presenta.
  • Las lágrimas de niños, que no debían tener más de 10 años, y que con la boca tapada con cinta de embalar oran contra el aborto.

En definitiva, que pese a no tener la espectacularidad de los documentales de Michael Moore es un muy recomendable documental.

« Página anterior