Esperemos que haya suerte, que 44 años son muchos.

Aprovecho para recomendar el España-Alemania que ya se jugó en las páginas de Mortadelo y Filemón y que nos recuerdan en El Rincón de Mortadelón. Descacharrante.

Al rey le favorece bastante la barba, la verdad.