julio 2006


Mi intención era disfrutar varios días de playa, se dice el viejo, con los hombros enrojecidos como un cangrejo. Allí de donde vengo siempre nieva. Tan cerca de los Andes y tan lejos del cielo. El trabajo me absorbía hasta lo imposible, y siempre era de noche. Me olvidé de mis hijos y mi ex-mujer,  y soñé con una bellísima española, morena, amante, perversa, que me ofreciera otro placer y otros hijos. Sería como volver a nacer en otro país y otro sol, disfrutar de una vida de jubilado español medio. Al fin podría sentir el sosiego prolongado de los latinos, que dedican gran parte de su tiempo al placer y al espíritu. Y encontré esta playa –el viejo señala con el índice el plácido rugir de las olas–, un pequeño paraíso. Tenerife es así, salvaje y acogedora al mismo tiempo. Temperatura óptima. Vacaciones eternas. La española ardiente no ha llegado. Sin embargo te has entrometido tú en mi destino. Te he cuidado como a un hijo durante unas breves horas que se me hacen vida. He dado agua al sediento. Y tú, no me pagas con nada, sino que me robas aún más. Te quedas con parte de mi corazón y mi vida. Y te has convertido en lo que realmente venía buscando. La vida. La razón humana hasta las últimas consecuencias. El límite que te hace abandonar el cuerpo y mutar en semidiós. Ahora soy sólo espíritu. Soy placer infinito. Pero tú, amigo, tú que no entiendes mis palabras, sino sólo el calor de mis manos, tú has vivido. Y eso es lo que de verdad importa.

Así titula “The Economist” un artículo en el que se elogia la gestión del presidente de Expaña (c) FJL.

Hace tiempo que durante el desayuno no ojeo hojeo dicha publicación, sobre todo desde que he vuelto a comprar comics de los X-Men, y no sé si actualmente mantiene la línea editorial tan objetiva y equidistante de antaño, cuando era referencia constante de nuestras conversaciones tras los agotadores partidos de polo.

Lo que sí es cierto es que esta mañana, entre las 7:05 y las 7:50 he oído en una emisora que el partido del, según los errados británicos, brillantísimo ZP está: practicando el antisemitismo, está haciendo mal uso de bienes públicos (ahora resultará que el Air Force One se lo inventaron para hacer una mala película), que está echando a perder la familia católica (por lo visto la única posible), o que está beneficiando a empresas españolas a la hora de posicionarse en el sector energético (un sector que como es sabido, no tiene relevancia alguna el que pase a manos extranjeras).

Algo debe estar mal, nuestros británicos amigos se han debido confundir, o simplemente es que no saben que ciertas emisoras se pueden oir a través de Internet.

Para mí que va a ser eso, por lo que me he decidido a rogarle a papá que cancele nuestra suscripción a “The Guardian” y que en el próximo coctel que demos le traslade al señor embajador, gran amigo de la familia, nuestra más enérgica repulsa. Faltaría más.

Esta tarde partimos de vacaciones a las maravillosas y paradisíacas playas de Cádiz, último reducto salino y virgen de las Españas. Para el que no conozca este rincón, que sepa que aún quedan ibizas y marbellas tal como eran disfrutadas en tiempos de Primo de Rivera. Una franja de cien kilómetros comprendida entre la ciudad de Chiclana (20 km al sur de la capital gaditana) y Tarifa donde el agua es fría y las dunas vastas y limpias. Ni un solo hotel. Para encontrar alojamiento es necesario buscar camping u Hostal de mala muerte. El paraíso, vamos.

¿A qué se debe la virginidad de estas playas?

La respuesta es sencilla, y bien conocida por los gaditanos. La zona del estrecho es azotada cada verano por el viento de LEVANTE, un huracán precedente del interior, caliente como el infierno, que puede alcanzar los 40 Km/h sin previo aviso. Ioniza el aire de manera que produce dolores de cabeza, agotamiento y mala leche. En tiempos de Trajano era considerado como atenuante en caso de homicidio. Si te toca un levante en vacaciones, estás perdido. Simplemente no se puede estar en la playa, a no ser que te refugies en una minúscula cala.

Es por esto que así de vírgenes se han conservado estas playas. Hasta el día de hoy. Varias parcelas de la playa de El Palmar, a 50 Km al sur de la capital, han sido adquiridas para construir un complejo hotelero al estilo de los resorts de Punta Cana. El paraíso está perdido.

Lo que estos señores constructores no saben es que el levante los va a azotar día y noche sin descanso. Y al igual que lleva varios cientos de miles de años secando las parras vinateras de la planicie gaditana, así seguirá azotando. Así que, un consejo, váyanse al mismísimo carajo a construir hoteles. Que cuatrocientos pues tos de trabajo de mierda bandeja en mano no justifican tal aberración, ni son comparables por otros cuatrocientos de trabajo real, remunerado, especializado, destinado a la industria, que es lo que de verdad hace falta en esta muy jodida tierra gaditana.

El joven pianista ubriqueño Gregorio Benítez Suárez participará activamente en el 55 Festival Internacional de Santander con un recital que tendrá lugar el día 23 de Agosto a las 21.00 horas en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Santa María de Cayón.

El recital está encuadrado dentro del ciclo “Los Marcos Históricos de Cantabria. Los Caminos del Presente” del festival cántabro y estará compuesto por obras de Granados, Castillo y Schumann.

Benítez Suárez fue el ganador del IV Certamen Nacional de Interpretación Intercentros celebrado en Madrid.

Para más información: http://festivalsantander.com/

 

…o al menos eso desea gran parte del los lectores de El Mundo y la totalidad de los copistas. Al parecer como la cosa anda cortita de noticias pro y against gobierno, hay que recurrir al viejo truco de mira el Guerra como trinca el licóptero pa visitar la quería, que era lo que se llevaba en los ochenta.

¿Se imaginan al presidente del gobierno violando todas la normas previstas por el estado en estos casos y seguidas a rajatabla por el bigotes, el puedoprometeryprometo y don morritosjagger? Oigausté, señorita. Pa Mallorca baratito y en ventanilla, quememareo. Diossssss. Pues nada, que el señor no puede comprar colonia en Harrods, sino en Mercadona. Y Delyplus, porfaplis, que la colonia cara no entra en el Código de Buen Gobierno. Titontannnnn, última llamada para la familia Zapa-Espinosa. Espera, Jose, que en el dutyfree está tirado el anaisanais.

No, no me refiero a que Pedrojota haya tirado la toalla, bruscamente se hayan derretido los polos, el presidente del Sevilla esté involucrado en la corrupción marbellí, o por la desgarradora noticia de que las cadenas de televisión puedan retrasar la pùblicación de las parrillas (que por cierto comprendo las quejas de las revistas de tv, pero yo también creía que se dedicaban a algo más que a reproducir la programación prevista). En realidad, me refiero a ésta noticia:

Boda Gay en el Partido Popular

No sé qué pensarán los defensores de la familia tradicional. Aquellos que decían que una unión entre personas del mismo sexo nunca podría ser un matrimonio, aduciendo el demoledor argumento de la literalidad bíblica.

Pero bueno, tranquilos todos porque España sigue a flote y a las pruebas me remito:

España a flote

…pero con menos trabajo (esta vez eran unos 10.000 a contar). Disfrutad de su trabajo mientras podais. En breve serán carne de leuro, se echarán novia y necesitarán pagar la hipoteca. Entoces les comprará la idea, el método o el dominio una multinacional finlandesa y adiós a la neutralidad.

La medición de asistentes a la manifestación del pasado 20 de julio en protesta por los ataques de Israel al Líbano viene acompañada de la incursión de un señor anunciando limpiamente a bombo y platillo su apoyo al pueblo semita. Ha sido fácil en este caso para las derechonas hertzianas poner a caldo la turba que le insultó. Tan fácil como emparedar bajo ríos de tinta a los que agredieron a aquel joven que protestó contra la guerra de Irak en un mitin del PP. Y es que una cosa es defender tus ideas y otra pasearse por las calles de Tetuán enseñando el tanga.

Página siguiente »