noviembre 2006


Dicen que la Cope tiene tres pilares sobre los que basa su “tendencia” editorial. Esta semana he tenido el dudoso placer de comprobarlo:

  • Lunes, siete y pico de la mañana. FJL nos adoctrina y carga las tintas contra el gobierno por “dar la espalda a las víctimas del terrorismo”. Claro que ésto fue el día antes de que el PSOE sacara su “video-contraataque” en el que se demuestra recuerda que el PP también dialogó con ETA y cómo la AVT no se echó a la calle. Eran otros tiempos, supongo. FJL habla de millones de personas en la calle, nosotros lo dudamos.
  • Martes, no llegan a las once de la noche. Pongo a César Vidal mientras me dispongo a ducharme. He oído que ultimamente se dedica al country y quiero comprobarlo de primera mano, igual lo pillo haciendo un dueto con Dolly Parton. Pero no, al principio pienso que están analizando la actualidad más rabiosa… pero algo no cuadra. Tardo un par de minutos en creerme lo que estoy oyendo. Están dando un repaso al árbol genealógio de Rodríguez Zapatero. Literalmente. Enumeran los “méritos” del abuelo y del padre del presidente del gobierno, amparándose en la presencia de los autores de un libro, que sospecho no son herederos de Pablo Iglesias. Al abuelo lo ponen poco menos que desertor en la guerra civil, al padre de colaborar con el régimen a la vez que mantenía una especie de grupúsculo clandestino republicano. No aguanto más y la apago.

    “Walker Texas Ranger, tienes los días contados”

  • Miércoles, de vuelta a casa tras una agotadora jornada laboral. Tengo ganas de echarme unas risas y Gomaespuma ha cerrado el chiringuito así que sintonizo la Cope, que nunca falla. Tertulia de corazón, vaya, parece que voy a coger los quince minutos semanales en los que no se critica todo lo que huela a PSOE o a izquierda en general. Y en esas estamos, Beatriz Cortázar anuncia que a Carmen Calvo le han dado el premio Limón que otorga un club femenino de periodistas. Cristina López Schlichting ve el cielo abierto y suelta como la que no quiere la cosa “pues yo sé algo gravísimo de la ministra, ¿sabéis que se sacó la tesis doctoral con un cinco raspado?”. Lo dicho, lo más adecuado para llegar a casa mucho más desahogado tras soltar unas buenas y sonoras carcajadas.

Los ciudadanos se mueven ante el monolitismo político. El pasado viernes, más de un centenar de personas se reunieron de forma discreta en un hotel madrileño para conocer la existencia de una nueva formación, Innovación Democrática. Este nuevo partido de ámbito nacional nace con la intención de presentarse, de entrada, a las próximas elecciones municipales en las grandes ciudades, como la alcaldía de Madrid regida por el popular Alberto Ruiz-Gallardón.
Sus principales promotores son liberales históricos, como el abogado José María Montoto, ex dirigente de UCD, y número dos de Esperanza Aguirre en el Partido Liberal de José Antonio Segurado, allá por 1985. O Enrique Boto, ingeniero vinculado al movimiento de Peones Negros que surgió para exigir respuestas por la masacre del 11-M en la órbita mediática de Federico Jiménez Losantos, de Cope. El catalizador del nuevo partido es José Juan Franch, profesor de Economía y Hacienda de la Universidad Autónoma y sin participación activa política hasta ahora.

Extraído de El Confidencial

¿Hay alguna razón por la cual no hay eco de esta noticia en ningún medio de tirada nacional? ¿Ni siquiera en Cope? Posibles respuestas:

1.- Es un partiducho sin cabezas visibles

Negativo, los dos liberales mencionados no son moco de pavo.

2.- No tiene futuro.

Nanai ¿recuerdan a Ciutadans?

3.- La conspiranoia del 11-M ya no vale

Ahí le han dao. Creo que todo dios ya le hace cerco a Del Pino.

25 de Noviembre de 2006. Manifestación de la AVT por las calles de Madrid. Llega la hora del recuento.

– Técnicos de la Dirección General de Seguridad, adscrita a la Vicepresidencia Segunda y Consejería de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid: 1.300.000 personas aproximadamente.
– Delegación del Gobierno de Madrid, con datos de la Dirección General de la Policía: 129.715 personas.

Más detalles en El manifestómetro

Cójase un irreverente cómico inglés, una remota república ex-soviética, y a un puñado de norteamericanos puritanos, judíos, adolescentes descerebrados o fanáticos seguidores de un telepredicador. ¿Qué se obtiene? Pues … Borat. Sacha Baron Cohen se mete en el papel del reportero kazajo y se dedica a recorrer los Estados Unidos filmando sus encuentros con todo tipo de personajes.

Anoche la ví y uno, que ya se creía curado de espantos, no esperaba verse apabullado por tal desbarre y sátira concentrados en hora y media de película. Sin duda, la comedia del año. Por lo visto en Kazajstán no se lo han tomado demasiado bien, pero francamente a mi juicio los estadounidenses salen mucho peor parados.

Abténganse personas con prejuicios o sin sentido del humor. El resto, vayan y ríanse.

“Que hablen de mí, aunque sea para mal”. Eso debe ser lo que piensa la escritora Lucía Etxebarría.

Por un lado las acusaciones de plagio , de las que se cachondeaban incluso en “Homozapping”.

Ella se lo tomó con ¿filosofía?

Y ahora porque cierra su blog, en otras palabras, que quiere promocionarlo. Pues mira, a mi costa no va a sacar un enlace.

Y si tanto le molestan los comentarios, que los cierre ¿no?

Trafalgar es un paraje eterno y cristalino, un beso del Atlántico sobre los tupidos pinares de Barbate. Trafalgar es la tumba de cuatro mil hombres que se dejaron el pellejo en la playa más turbulenta de la costa gaditana. De aquello los británicos tienen una plaza. Nosotros un viento.

Trafalgar, en verano, es un hormiguero de alemanes, el resto del año un paraíso. Si visitas Cádiz y eres amante de las playas de ensueño, recorre la costa hasta el faro. Aparcas, echas un vistazo, rememoras a los muertos y de paso te avergüenzas de cierta catetez sureña al reconocer en el plano de la batalla que se erige junto al faro un barco que jamás existió, el Antilla, ficción de Perez-Reverte en ese engendro que publicó por lo de la conmemoración de los dos siglos. Luego te deslizas entre los pinares, a través de una sinuosa carretera que te conduce a Barbate. Allí paseas entre los pesqueros y tomas un surtido de fritanga. De ahí al cielo.

Visita Trafalgar, antes que desaparezca. La junta de Andalucía ha aprobado un proyecto hotelero junto a la playa, haciendo de esta otra bazofia turística. Como siempre, estos se empeñan en hacer de la costa gaditana un Cancún cualquiera. No saben que el viento de Levante es el soplo de Hércules, que sostiene las columnas del estrecho e impide a los domingueros ningunear el paraíso. Les arrastrará, inmisericorde, hacia el infortunio.

 

 

Papá Levante (I)

Papá Levante (II)

Página siguiente »