abril 2008


El blog no está cerrado. Son unas breves vacaciones.

En unos tiempos en los que la televisión de calidad cada vez parece más arrinconada y lejos de los horarios de consumo de masas, nos enteramos de que se va uno de los últimos iconos de la televisión de la transición.

Pedro Erquicia se jubila a los 65 años, no quiso acogerse al famoso ERE de RTVE, dirigiendo y presentando Documentos TV. No hay que olvidar que hace 35 años fue el creador de Informe Semanal, el programa más longevo y premiado de la historia de la televisión en España. Sólo por estos dos programas merece ser elevado a los altares del periodismo patrio.

Suerte Pedro, y gracias por todo.

Atentos al tsunami.

El paro aumentó en 246.600 personas en el primer trimestre del año respecto al periodo anterior lo que elevó el número total de desempleados a 2.174.200 y la tasa de paro más de un punto hasta el 9,6%, la más alta desde 2005, según la Encuesta de Población Activa (EPA), difundida por el INE.

Así, la tasa de paro alcanzada en el primer trimestre del año es la más alta registrada desde el primer trimestre de 2005, cuando se situó en el 10,19 por ciento, en tanto que el número de parados no era tan elevado desde el tercer trimestre de 2004, cuando la cifra de desempleados alcanzó las 2.180.900 personas.

Además, el aumento de parados registrado entre enero y marzo de este año es el más elevado que se ha producido en un trimestre desde el primero de 1993, año desde el que tampoco se había producido un incremento de la tasa de paro superior a un punto.

Más en Público

Sant Jordi llega y los libros y rosas florecen por doquier. Cataluña exporta una de las tradiciones más bellas y hasta en Operación Triunfo osan distribuir arriesgadas novelas entre bisbalitos analfabellos. Parece como que por cojones tengamos que recibir un libro y una rosa, aunque seamos ciegos o alérgicos. Ojalá esta costumbre sirva para abrir ojos y cabezas, y no se limiten simplemente a engordar los bolsillos de Zafón. Ojalá las calles se desborden de una marea de Garcilasos y Umbrales, de libros rancios, de páginas amarillas por el uso y la vejez. Ojalá todos rememorásemos a Bradbury y nos bautizáramos como Señor Quijote o Señora Crimen y Castigo. Pero, ay, ojalá también se vetaran ciertos tomos a ciertos ciegos, enquistados en alcornoques con patas. Ojalá se le hubiera prohibido, por uso inadecuado, las obras de Locke a Esperanza Aguirre, la Biblia a McCain y al concejal de Tineo, las obras de Sabino Arana a la alcaldesa de Mondragón, las de Goebbels a Losantos, las de J.J.Benítez a Luis del Pino y el Corán a Mohamed el Egipcio. Ojalá. San Jordi, ruega por nosotros.

Que no lo digo yo, que lo dice Fedeguiqui

…espero que Aguirre mantenga la calma, que haga lo que tenga que hacer cuando crea que debe hacerlo, pero no que haga lo que quieran y cuando lo digan los enemigos del PP. Ojalá pronto quede claro, dentro y fuera del partido, quién es Anás y quién Caifás; y quién es Poncio Pilatos, el que, mientras la Derecha se hunde, se lava las manos.

Ah, que aún los hay que no sabeis lo de Fedeguiqui… pues nada (no encuentro el enlace original, sorry):

El Fedeguiqui

¡PPerrea, PPerrea!

El Fedeguiqui mola mogollón
lo bailan en la COPE, El Mundo y La Razón

Dale Fedeguiqui a los peperitos
que con Fedeguiqui se ponen muy tontitos

Lo baila E$Pperanza, lo baila Mariano,
Lo baila PedorJeta con la mochila en la mano.
Lo baila la Botella,
lo baila Aznar
lo bailan en la sede del Partido Popular

Y el Fedeguiqui se baila así:
¡Uno! ¡Se rompe España!
¡Dos! ¡El 11-M!
¡Tres! ¡De Juana Chaos!
¡Cuatro! ¡La rendición!

Baila Fedeguiqui, baila Fedeguiqui
lo baila Luis del Pino y también sus friquis
Lo bailan los obispPos,
lo baila ‘Hazte Oír’
lo baila de noche Dragó en Telemadrid

L a niña de Rajoy, los fines de semana
lo baila con Pujalte, Acebes y Zaplana
En una manifa del Alcaraz pusieron Fedeguiqui
¡y todos a bailar! ¡Bailar! ¡Bailar, bailar!

y el Fedeguiqui se baila así.

Primero fue el Ministerio de la Guerra. Después, el del Ejército. Con la democracia se llamó Defensa y, a este paso orwelliano, donde las víctimas inocentes son daños colaterales, acabará siendo el Ministerio de la Paz. También se puede ver desde el lado bueno, desde los ojos de Crátilo. Si el nombre es arquetipo de la cosa, es un avance que de la guerra hayamos pasado a la defensa, aunque sólo sea porque la sociedad ya no tolera las guerras ni en los nombres de los ministerios. Con todo, hay quien parece que las añora.

De entre las críticas más estúpidas que ha tenido que soportar Carme Chacón esta semana, sorprende la de aquellos que la cuestionan por pacifista, como si en lugar de palomas necesitásemos halcones al frente del Ejército. Puede que Chacón, hasta hace una semana, no supiese distinguir por los galones a un general de un coronel (yo no sabría). Pero sólo los que consideran que llamar al mando de las tropas “Defensa” en lugar de “Guerra” es un eufemismo y no una realidad pueden sentirse indignados por ello. ¿Es un impedimento para ser ministra de Defensa estar embaraza de siete meses? Claro que no. A una mujer, a dos meses de dar a luz, el valor se le supone.

Fantástico artículo de Nacho Escolar este domingo.

Para quien no le suene la expresión, “valor, se le supone” es una de las calificaciones finales que rezaban en las cartillas del servicio militar hasta hace pocos años.

Gracias a Las penas del Agente Smith

La semana pasada El País publicó un interesante artículo sobre el “lenguaje joven”. Decía que las expresiones “de moda” tienen una enorme penetración social, pero son muy efímeras.

El artículo ponía como ejemplo la palabra forrest, usada como sinónimo de subnormal barra imbécil barra gilipollas “hace más de una década”.

Al leerlo me sentí moderadamente viejo. A mí me llamaron forrest alguna vez, estoy seguro. Qué tiempos aquellos.

En lo que llevamos de semana, mi moderada sensación de viejo ha ido perdiendo buena parte de su moderación. Primero se muere Chema, el panadero de Barrio Sésamo, indiscutible icono de mi generación y luego, acto seguido, el Teletexto va y cumple 20 años.

El Teletexto, aquel Invento Que Iba A Revolucionar Nuestras Vidas y que acabó siendo la mayor mierda inventada por el hombre tras el Laser Disc. El hermano forrest de Internet.

Para ser sincero, tengo que decir que mi padre aún consulta el Teletexto para ver los resultados del fútbol. Yo intento convencerle de que no lo haga, es mayor y con tanto colorín le puede dar una embolia. No hay nada que hacer, para mi padre el Teletexto es el futuro.

Pero, ¿sabéis qué? El futuro no es eso. Ni el Blueray. Ni la Realidad Virtual. No. El futuro lo ha descubierto Televisión Española. Y es esto:

¡EL TELETEXTO EN INTERNET!

Gracias a Jose A. Perez en Mi mesa cojea

Oye Beatriz, estoy pensando… ¿a María Magdalena la apedrearon por prostituta, o por ministra?

El Gran Wyoming, ayer en El Intermedio

El de mi paisana Bibiana Aído como ministra de Igualdad. No me refiero a su primera reunión en el Consejo ni a sus declaraciones tras prometer el cargo. Su blog personal, yermo hasta ayer y hoy número uno en los rankings de visitas, denuncia algo tan falso y manido como que las enfermeras del Hospital San Rafael de Cádiz sufren en sus carnes la humillación de vestir uniforme sanitario dispuesto de falda corta, cofia y amplio escote. La ministra española más joven de la historia parece que no ha estado enferma de gravedad en su vida, puesto que es evidente que jamás ha pisado dicho hospital. Se ha montado en el circo mediático de los uniformes de Clínicas Pascual, del cual la mayoría de enfermeras no son partícipes. Vale, el uniforme no es quizá lo más práctico para las labores de enfermera, pero es de camisa a cuello cerrado y cada enfermera se pone la falda lo corta que le viene en gana. Ya de paso, Bibiana critica la obligatoriedad de los uniformes femeninos en los trabajos de azafata y similares, como si fuera un espanto el que una empresa muestre su cara al público como le venga en gana. ¿Acaso los conductores de autobús pueden ir en bermudas? En fin, Bibiana, un saludito de ánimo, suerte en tu carrera y la próxima busca la igualdad en otros ámbitos, que los hay a espuertas y no precisamente en un hospital privado.

Algunos estrenos españoles tienen mala suerte. Ayer Antena 3 debía dar comienzo la segunda temporada de El síndrome de Ulises. Esto iba a ocurrir a las 22:15, tras un partido de fútbol. La serie, además, contaría con fuertes refuerzos actorales: Fernando Tejero y Lolita, los más sonados. Todo esto, sumado a una primera temporada de aceptable audiencia, presagiaba un éxito.

Debo decir la verdad: no tengo idea si la serie se emitió. Y la enorme mayoría de los espectadores españoles tampoco. Ocurrió lo peor que le puede pasar a un estreno. Lo más grave y azaroso: el cambio climático.

Gran explicación de Hernan Casciari de cómo el resultado in extremis de un partido de fútbol puede dar al traste con un esperado estreno televisivo. Muy recomendable.

Antes de exponerle qué es lo que da lugar a esta página y lo que ello conlleva, permítame presentarme para que Ud sepa quién soy: Mi nombre es Jesús Arapiles y, entre otras cosas, dirijo un mini-espacio radiofónico (El rincón del políticamente inCorrecto) dentro del plural programa de hora y media de duración “El país de las maravillas” de Radio InterEconomía que comienza a la 1 de la madrugada de los sábados y se repite a las cero horas de los lunes (se puede escuchar incluso fuera de la hora de emisión a través de http://www.intereconomia.com).

Pues bien, una vez habiéndome presentado, sé, porque lo he comprobado mediante una encuesta que he efectuado a varias decenas de amigos o simplemente conocidos, que muchos afiliados al PP venían reclamando democracia interna en el Partido, puesto que la jerarquía establecida impide que una buena parte de dichos afiliados; entre los cuales, según luego explicaré, me encuentro yo desde hace poco; tengamos opción a manifestar nuestro criterio ante la Dirección del PP.

El movimiento que da lugar a esta página, que sin pretender ofender en absoluto a persona alguna, hemos denominado “Democracia en el Partido Popular”, (www.democraciapp.es), nace como consecuencia de lo sucedido con la militante de base Doña María Cristina Castro, a quien escuché casi a las 10 de la mañana del pasado martes 25 de marzo en un programa de radio (“Herrera en la onda” de OndaCero) dando un primer paso por recoger el ofrecimiento que días antes públicamente había hecho Mariano Rajoy, anunciando ante todos los medios de comunicación que “…cualquier militante puede presentar candidatura alternativa…”.

Más en Democracia en el PP

Confiemos, por su bien, en que McCain tenga argumentos más convincentes si realmente quiere llegar a la Casa Blanca.

Obras son amores y no buenas razones, y la velocidad se demuestra andando

Soraya Saenz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso

Los que tenemos hijos a veces tenemos que enfrentarnos a duras pruebas del destino, desmontando las vastas estructuras conceptuales que forjaron nuestra infancia. La nueva España socialdemócrata, solidaria, fraterna y progay consigue penetrar en nuestros recuerdos modificando una letrilla de Miliki. Ahora la niña que lavaba, tendía, cosía, planchaba, cocinaba y rezaba es sustituida por un marido que se pierde la juerga. El laicismo, por cierto, impera y se elimina de manera el rezo del domingo. Así es la nueva letra de los recopilatorios de Miliki:

Lunes antes de almorzar un marido fue a correr
Pero no pudo correr porque tenía que planchar
Así planchaba, así así, así planchaba, así así,
así planchaba, así así,
así planchaba que yo lo vi.
Martes antes de almorzar él quería ir al billar
Pero le salió muy mal porque tenía que cocer
Así cocía, así así, así cocía, así así,
Así cocía, así así,
así cocía que yo lo vi.
Miércoles antes de almorzar la partida iba a echar
Pero no la pudo echar porque tenía que barrer
Así barría, así así, así barría así así,
Así barría así así,
así barría que yo lo vi.
Jueves antes de almorzar un vinito fue a tomar
Y no lo pudo tomar porque tenía que cocinar
Así cocinaba, así así, así cocinaba así así,
Así cocinaba así así,
así cocinaba que yo lo vi.
Viernes antes de almorzar un ratito se iba a echar
Pero no se pudo echar porque tenía que lavar
Así lavaba, así así, así lavaba así así,
Así lavaba así así,
así lavaba que yo lo vi.

Sábado antes de almorzar un marido fue a pescar
Pero no pudo pescar porque tenía que tender
Así tendía, así así, así tendía así así,
Así tendía así así,
así tendía que yo lo vi.
Domingo antes de almorzar con su equipo fue a jugar
Pero no pudo jugar porque tenía que pasear
Así paseaba, así así, así paseaba,así así,
Así paseaba, así así,
así paseaba que yo lo vi.

Página siguiente »